Cargando contenido

La directora del ICBF explicó los alcances del proyecto de ley que será presentado al Congreso en la próxima legislatura.

Juliana Pungiluppi, directora del ICBF.
Juliana Pungiluppi, directora del ICBF.
Foto: Colprensa

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi, explicó los alcances que tendría el proyecto de ley, que radicaría el Gobierno al Congreso, y que evitaría categóricamente el castigo físico a los menores de edad.

La funcionaria hizo énfasis, en diálogo con RCN Radio, en el concepto de "castigo moderado", ya que considera tiene diferentes interpretaciones.

Según la funcionaria, "esto sería una reforma al artículo 262 del Código Civil y contempla que los padres y las personas que se encargan del cuidado de los hijos tienen la facultad de vigilar la conducta, corregirlos y sancionarlos moderadamente (...) encontramos que esa expresión es muy abierta, indefinida y subjetiva y da lugar a maltrato infantil".

También puede leer: Alarma en Pereira por discriminación a menores embarazadas

En tal sentido, Juliana Pungiluppi señaló que habría que precisarse muy bien lo que se considera un maltrato físico y, además, generar una estrategia específica que incluya campañas de sensibilización y acompañamiento a los padres de familia en una disciplina positiva.

Audio

[AUDIO] Juliana Pungiluppi, directora del ICBF, sobre prohibición del maltrato físico.

0:27 5:25

"Sería cambiar ese artículo para que quede mucho más acotado y para que, explícitamente, se prohíba el uso de autoridad mediante la violencia. La idea es adelantar estrategias de transformación cultural, así como acompañar a los padres teniendo en cuenta enfoques de Derechos Humanos, género, diferenciales y territoriales en busca de esa disciplina y crianza positiva", reiteró.

Vea aquí: Abusador sexual en serie que deambulaba en Bogotá fue capturado por Policía

La funcionaria añadió que esta ley debe contemplar una transformación cultural a los padres, para que desistan de los castigos físicos y que no aportan nada positivo a la educación de los niños. Además, que se debe complementar con sanciones y penas de hasta siete años de cárcel por violencia intrafamiliar contra los menores de edad.

"Es el camino que han tomado más de cincuenta países y la evidencia nos muestra es que no puede ser un tema normativo sino también es un tema cultural. En el caso de Suecia que lleva la vanguardia en estos casos, empezó hace más de 30 años y tiene todos los indicadores más positivos y es por ahí el camino", puntualizó Pungiluppi

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido