Cargando contenido

El alcaloide, era recibido en Honduras por integrantes de la organización criminal y posteriormente era transportado hacia Norteamérica para ser comercializado en los diferentes estados.

“Este ciudadano inglés se dedicaba al transporte de cocaína de la Costa Caribe hasta los Estados Unidos, y hacía parte de una estructura de transporte. Se encargaba de conseguir capitanes de barcos que les permitiera a través de veleros llevar drogas a los EEUU, teniendo como puente Honduras”, señaló el director de Investigación Criminal e Interpol, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos a través de su embajada en la capital del país, solicitó mediante nota diplomática al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia la orden de captura, con fines de extradición en contra del ciudadano británico.

El capturado, comparecerá ante una corte de la ciudad de Tampa, en el estado de la Florida.