Cargando contenido

Los sindicatos piden que no se "minimicen" los estragos de la emergencia ambiental.

Cruda Lizama
RCN Radio

Un enérgico llamado a que la empresa Ecopetrol no minimice la verdadera dimensión de la contaminación ambiental, por el derrame de petróleo del pozo Lisama 158; hizo la Confederación General del Trabajo (CGT). 

La entidad representante de las centrales obreras en el país exigió una solución inmediata a este problema que ha dejado un gran daño ambiental en el país. 

Además le solicitó a los entes de control y vigilancia imponer la más ejemplarizante sanción económica y social contra la empresa petrolera.  

Julio Roberto Gómez, presidente explicó que el problema no radica solamente en la contaminación de la quebrada La Lizama, Caño Muerto y el río Sogamoso en el Magdalena Medio en Santander, sino en la recuperación del entorno ambiental que podría tardará no menos de 15 años. 

Este derrame de crudo en la zona ha generado un gran impacto ambiental donde se han visto a afectadas distintas especies de fauna y flora de la región, las cuales han desaparecido. 

Los médicos y científicos además alertaron sobre la posible aparición de agentes cancerígenos en la región afectada, como uno de los principales efectos en la salud que tendrían las personas que viven cerca donde ocurrió este hecho. 

El Comité Ejecutivo de la CGT, fue enfático de advertir que Ecopetrol es el único y directo responsable de la tragedia ambiental por su imprevisión y negligencia para adoptar las medidas encaminadas a evitar el derrame que ya había sido advertido por la Contraloría General desde hace más de dos años. 

Los directivos subrayaron que la petrolera tiene la obligación de poner en marcha un plan de recuperación de los afluentes, de los suelos, la preservación de las especies de la fauna y flora y la efectiva indemnización de los pescadores y habitantes de la región que hoy se encuentran sin medios de subsistencia.  

Ecopetrol estima en más de 500 barriles el derrame de crudo

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, aseguró que ya "no está cayendo ni una gota de crudo a las fuentes hídricas de la zona" de La Fortuna, en Barrancabermeja (Santander), tras la emergencia por el escape de petróleo en Campo Lisama. 

Según el directivo, el control del afloramiento obedece a los trabajos que hicieron técnicos de Ecopetrol con la instalación de sistemas de bombeo y tratamiento de fluidos en el punto de emisión. 

"(Los trabajos) permitieron succionar los líquidos y evitar que estos caigan en la quebrada La Lizama, el caño Muerto y el río Sogamoso", dijo Bayón, al hacer un balance luego de recorrer el punto de emanación y los diferentes lugares de control. 

Según el presidente de Ecopetrol, "adicionalmente, la instalación de tres líneas de flujo en el pozo Lisama-158 permitió llevar los fluidos a la estación central Lizama” de la compañía. 

Explicó que con un equipo especializado se logró bajar la presión del pozo y disminuir la emanación de fluidos. 

"Ecopetrol aclara que la cantidad de petróleo que cayó a la quebrada La Lizama se estima en 550 barriles, que se mezclaron con lodos y aguas lluvias", señaló el directivo. 

Cabe recordar que un equipo especial de la petrolera está adelantando la investigación con el fin de esclarecer lo sucedido en el pozo. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido