Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT / Foto RCN Radio

El presidente de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez, radicó ante el Consejo de Estado una demanda de nulidad contra el decreto que fue expedido por el Gobierno que fijó el incremento del salario mínimo en el 7% para el año 2016. El dirigente gremial afirmó que el objetivo es que sea suspendido este decreto mientras que se estudia de fondo los argumentos expuestos por las centrales obreras frente a esta decisión del Gobierno Nacional. "Pretendemos la nulidad de este decreto que violenta los derechos de los sectores más empobrecidos (…) un incremento del 7%, cuando la inflación para el segmento de trabajadores que devengan el salario mínimo y sumado a la depreciación que tuvo ese salario en el 2015 por canto el incremento para este año fue del 4.6% y la inflación fue del 7,26 arrojaría que el incremento tendría que haber sido del 9.9%", explicó el Presidente de la CGT. Para las centrales obreras es necesario que el Consejo de Estado emita un pronunciamiento de carácter urgente para que no haya 'inequidad' hacia los trabajadores en el país. "El principal argumento jurídico es que el salario mínimo quedó por debajo de la inflación y no preserva lo planteado por la Constitución Política en torno al carácter vital y móvil del salario mínimo vital", agregó el dirigente gremial.