Cargando contenido

El presidente Duque firmó el decreto que reglamenta el uso de los desfibriladores en zonas públicas de alta afluencia de personas.

primeros auxilios
Primeros auxilios.
Ingimage

El presidente Iván Duque y con la presencia de varias autoridades expertas en el aérea de la salud, firmó el decreto que reglamenta el uso de los desfibriladores es zonas públicas de alta afluencia de personas.

Entre los establecimientos que deberán contar dentro de sus instalaciones con desfibriladores figuran centros comerciales, instituciones educativas, centros recreativos, canchas y escenarios deportivos, terminales de transporte, teatros, hoteles y todos los establecimientos estatales del orden nacional, departamental, distrital y municipal.

Vea también: Reducir consumo de carne no es la solución frente al cambio climático: Fedegán

De acuerdo con el Gobierno Nacional al presentar altos niveles de efectividad y por ser dispositivos portátiles, los desfibriladores externos automáticos permiten dotar lugares no hospitalarios que tienen gran afluencia de público y contribuir, a través de una atención oportuna, en la reducción de la mortalidad por eventos cardiovasculares, que se dan con mucha frecuencia en estos espacios.

Según el Gobierno, “diversos estudios científicos demuestran que con una reanimación oportuna, mediante el uso de desfibriladores externos automáticos, se mejora el pronóstico de vida del paciente frente al paro cardíaco súbito, dado que la mayoría de estos eventos de la salud ocurren fuera del hospital”.

Y agrega la comunicación “cada minuto que pasa, desde el inicio del paro cardíaco y sin que se realice la desfibrilación, disminuye la probabilidad de sobrevivir entre un 7 y un 10 por ciento”.

Lea además: Pequeños comerciantes podrán sacar el RUT sin filas

En Colombia, para el año 2017, se tuvo una tasa de mortalidad de 147,03 por cada 100.000 habitantes a causa de las enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con el Consejo Europeo de Reanimación, entre los 3 y 5 primeros minutos del colapso, la desfibrilación puede producir altas tasas de supervivencia, que van del 50 al 70 por ciento.

La Superintendencia Nacional de Salud reglamentará el registro, verificación, supervisión y control de los desfibriladores externos automáticos (DEA) en los términos de ley, bajo la coordinación del Ministerio de Salud y Protección Social.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido