Un informe entregado por el Centro de Investigación y Estudios sobre Conflictos Armados, CERAC, indica que el Ejercito Nacional violó el cese bilateral del fuego al ingresar a la zona veredal La Colina en San José del Guaviare el pasado 31 de mayo, donde resultó herido un capitán de la Brigada Móvil No. 7.

De acuerdo con el informe del Cerac, "si bien el Ejército reconoció su responsabilidad, dicha acción constituye una violación a la norma establecida en los protocolos que regulan el cese el fuego, según la cual la Fuerza Pública no puede Ingresar a las ZVTN, PTN y a las franjas de seguridad sin informar o coordinar con el MMV”.

Aún el Mecanismo Tripartito de Verificación regional está investigando los confusos hechos, puesto que se han presentado diferentes versiones de lo ocurrido.

Según el Cerac, el Ejército señala que fue un ataque de los guerrilleros contra la patrulla, "en caso de que se confirme que se trató de una acción hostil de alguna de las partes o de un combate, esta podría ser considerada como la cuarta violación del cese el fuego, ya que si bien se reconoció que la incursión fue un “error"”, pudo haber un contacto armado entre las partes o una acción ofensiva.

"Este caso es una demostración de los riesgos de seguridad que solo desaparecerán en cuanto se complete la dejación de armas por parte de las Farc", indica el Cerac.