Al cumplirse un año de entrar en funcionamiento la Línea Gratuita Nacional 141 del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), informó que se han recibido cerca de cuatro millones de llamadas y el 83% las realizan menores de edad.

Según este reporte del total de llamadas recibidas, a través de la línea 141, entre diciembre de 2016 y noviembre de este año, 82.750 casos corresponden a presuntas situaciones de amenaza o vulneración de derechos.

“Nuestro interés al crear la línea 141 era ofrecer a los niños una herramienta de fácil recordación, que pudiera ser utilizada desde cualquier teléfono celular o fijo, las 24 horas del día y de manera gratuita, para que recibieran orientación o denunciaran toda vulneración de sus derechos”, dijo la Directora del ICBF.

Del número total de llamadas, el 19%, es decir, 15.800 casos se encuentran en gestión por parte de las Defensorías de Familia, quienes actualmente realizan las verificaciones para determinar las acciones a seguir.

Un 9%, es decir 7.700 casos se encuentra con Apertura de Proceso de Restablecimiento de Derechos, mientras que el 6% de los casos fue remitido a otras autoridades como Comisaría de Familia, Inspección de Policía, Autoridad Indígena y Juzgado de Familia.

Entre los motivos de denuncia el 30% corresponde a maltrato físico, el 25% a maltrato por negligencia, el 18% a violencia sexual, el 8% a consumo de sustancias psicoactivas y un 5% a situación de trabajo infantil.

Las regionales que recepcionan el mayor número de estas denuncias son: Bogotá (13%), Antioquia (10%), Valle (7%), Atlántico (5%) y Santander (9%).

Finalmente, la Directora del ICBF insistió en el llamado para que se haga un uso adecuado de la línea 141, ya que si la información que se suministra no es cierta, se están generando tropiezos para que un niño maltratado o en riesgo sea asistido integral y oportunamente por el Defensor de Familia del ICBF, o por la autoridad competente en los municipios