El senador Mauricio Lizcano dijo que alrededor de 40 mil o 50 mil cuentas bancarias están abandonadas en Colombia. La Plenaria del Senado aprobó un proyecto de ley que busca que el dinero de las cuentas abandonadas de los bancos sea utilizado por el Estado colombiano para financiar las carreteras de cuarta generación. Según el senador Mauricio Lizcano, autor de la iniciativa, en esas cuentas hay cerca de dos billones de pesos que podrían utilizarse para el mejoramiento de la infraestructura del país. “Se entenderían como abandonados más o menos 1.6 billones de pesos si este proyecto de ley se aprueba, que podrían destinarse para financiar la infraestructura nacional”, señaló. “Según información de la Superintendencia, podría haber alrededor de 40 mil o 50 mil cuentas abandonadas dependiendo del producto si lo medimos por cuentas corrientes”, añadió. El congresista explicó que si años después, el legítimo dueño de una cuenta abandonada quiere reclamar sus recursos, el Estado estará en la obligación de devolverle el dinero. Lizcano dijo que actualmente el dinero de las cuentas abandonadas es utilizado por los bancos y como muchos no lo reclaman, los recursos son utilizados para apalancar créditos.