Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Con masiva asistencia de fieles avanza celebración del Jubileo de la Virgen de Chiquinquirá

Desde este lunes creyentes de la Virgen de Nuestra Señora de Chiquinquirá, en Boyacá, llegan a la ciudad mariana de Colombia para cumplir con la tradición de cada 7 años, denominada Jubileo Septenario, que consiste en bajar el Cuadro del Camerín y recorrer algunos sectores de la ciudad.

Los días 25 y 26 de diciembre de cada 7 años es cuando más los peregrinos visitan a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá.

Doce horas antes de empezar la peregrinación por las calles de la “ciudad mariana” como se le conoce a Chiquinquirá los feligreses empezaron a llegar a la localidad; muchos con la intención de agradecer los favores recibidos y otros a poner en las manos de la Virgen necesidades personales y familiares.

Cada siete años se realiza esta celebración, ya es una tradición de la iglesia católica llamada “Jubileo Septenario”, donde el cuadro de la Santísima Virgen del Rosario de Chiquinquirá es bajado de su camerín para llevarlo a varias parroquias de la ciudad, allí cada grupo mariano le rinde honores a la Madre del Cielo y en la noche del primer día regresa a la basílica para preparar el gran homenaje que es una celebración religiosa campal en el segundo día del septenario; así relata el padre dominico Fray Andrés Carmelo el rito que esperan cada 2555 días muchos creyentes de nuestra señora de Chiquinquirá.

Rosa Alarcón, mujer que llegó desde Cúcuta – Norte de Santander a Chiquinquirá a dar gracias a la Virgen del Rosario porque le sanó a la hija de varias enfermedades, dijo que duró viajando por carretera 13 horas para llegar hasta el santuario y que acompañará a la imagen durante los dos días de celebración; “somos 10 en la familia y venimos dispuestos a quedarnos en estos dos días junto a la Virgen, esa es nuestra promesa y la venimos a cumplir” añadió la cucuteña.

La celebración da para todo, porque mientras la mayoría de personas asisten a las procesiones y a las misas continuas que se realizan en la basílica, otros como don Enrique Lozano aprovechan la presencia de feligreses para conseguir algún dinero adicional, en esta oportunidad expone en plena plaza de la libertad un pequeño remolque donde tiene 4 pollos, 1 pisco y 1 cordero, los cuales serán rifados en los próximos días.

Según las autoridades de Chiquinquirá, en estos dos días de peregrinación llegarán a la ciudad alrededor de 50 mil peregrinos a quienes se les garantiza hospedaje, alimentación y la posibilidad de tener muy de cerca al cuadro de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario.