Cargando contenido

Un informe señala que Latinoamérica es una de las regiones más peligrosas para la defensa de los derechos humanos.

Asesinatos de líderes sociales
Un hombre asiste al funeral de Luis Dagua, un líder campesino asesinado y cuyo cuerpo fue encontrado al costado de una carretera con aparentes signos de violencia, en área rural de Caloto (El Cauca), en julio de 2018.
AFP

En un balance del primer cuatrimestre del 2019 del Mecanismo de Acciones Conjuntas para contribuir a la protección de personas defensoras de derechos humanos en las Américas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las Oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaron su preocupación por la continuidad de acciones violentas y de intimidación que enfrentan defensores y líderes sociales en la región.

En el caso de Colombia, advirtieron que "se mantiene como uno de los países con más asesinatos de personas defensoras de derechos humanos y líderes sociales registrados en el continente”.

En un compendió señalan que entre el 1 de enero y el 30 de abril, la ONU Derechos Humanos “recibió 51 quejas sobre asesinatos de defensores y defensoras de derechos humanos en el país, de los cuales al menos 21 han sido verificados por ONU Derechos Humanos como asesinatos de defensoras y defensores de derechos humanos (3 mujeres y 18 hombres)”.

Lea más: ¿Acuerdo político, referendo o constituyente para reformar la JEP?

De otro lado,  la oficina de  ONU Derechos Humanos  en el país, subraya que “sigue observando que el grupo de defensores y defensoras comunitarias y comunales continúan siendo el grupo de defensores en más alto riesgo en Colombia y representan la mayoría de las víctimas mortales hasta la fecha ”.

El informe resalta que el pasado  4 de abril, la CIDH y la ONU Derechos Humanos en Colombia “hicieron un llamado conjunto en el marco de la MINGA señalando la importancia del diálogo para la atención a las demandas sociales como única salida que contiene la violencia”.

Preocupación regional

También manifestaron  su preocupación por el aumento de asesinatos a personas defensoras de derechos humanos en  Venezuela, México, Guatemala,  Honduras, Nicaragua,  Brasil, Costa Rica y Perú.

La Comisión Interamericana y las Oficinas del Alto Comisionado advierten que la región americana continúa siendo una de las más peligrosas para ejercer la labor de defensa de derechos humanos en el mundo.

“Varios países del continente lideran las cifras mundiales de asesinatos de personas defensoras de derechos humanos, quienes además enfrentan amenazas, ataques, hostigamientos, actos de intimidación, campañas de estigmatización y desprestigio así como procesos de criminalización por su legítima labor de defensa,” indica  el informe.

Le puede interesar: JEP abrió incidente de incumplimiento contra 'Iván Márquez'

Recuerda que entre las personas defensoras de derechos humanos y líderes sociales que han sido asesinados, hay beneficiarias de medidas cautelares otorgadas por la CIDH y personas que recibían protección por parte de autoridades nacionales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido