Cinco acciones violentas al parecer cometidas por la guerrilla del ELN se han registrado en el primer mes del cese el fuego bilateral entre el Gobierno Nacional y dicho grupo subversivo. (Lea acá: Ejército rescató a hombre que estaba en poder del ELN en Norte de Santander) El Centro de Recursos para Análisis de Conflictos, CERAC, reveló que la primera acción violatoria al cese se presentó en el Chocó por parte de guerrilleros del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez, quienes asesinaron a Aulio Isarama Forastero, Gobernador indígena. El 7 de octubre fue secuestrado Jhon Eriberto Isarama Forastero, docente del Resguardo Indígena Catrú, Dubaza y Ancoso, en Alto Baudó en Chocó, cuya autoría seria del frente Resistencia Cimarrón del ELN. El 24 de octubre fue secuestrado un transportador informal urbano, en Convención, Norte de Santander, quien fue rescatado por el Ejército y capturado uno de sus plagiarios el cual se identifico como integrantes de dicho grupo ilegal. El 29 de octubre fue denunciada, ante la Defensoría del Pueblo, la desaparición de tres personas en el departamento del Chocó. Los familiares de las víctimas confirmaron el hecho y le atribuyeron la responsabilidad al ELN. Ese mismo día fueron asesinados dos campesinos en Nóvita, Chocó, cuyos autores serían insurgentes de esa organización según informaron a la Policía algunos de los habitantes del municipio. (Consulte acá: ELN habría asesinado a dos campesinos en Nóvita, Chocó) Igualmente, el Cerac informó que el 30 de octubre fue denunciado el desplazamiento de al menos 309 personas pertenecientes al Resguardo Indígena Catrú, Dubaza y Ancoso, hacia zona rural del Alto Baudó, por presuntas amenazas realizadas por miembros del ELN. (Revise acá: Unos 300 indígenas colombianos desplazados tras el asesinato de líder por ELN) El Centro de Recursos para Análisis de Conflictos, señaló que si bien en estas regiones existe la presencia del ELN, se esta verificando si fue el autor de todas estas acciones violentas.