El presidente Juan Manuel Santos le pidió este sábado a los alcaldes y gobernadores del país no bajar la guardia frente al invierno porque aún falta el pico máximo de lluvias, pronosticado para la segunda semana del mes de mayo.

Santos instó a los mandatarios regionales para que se prioricen los recursos destinados a la atención y la prevención de desastres, sobre todo en la ejecución de obras de mitigación.

"Son obras muy caras, pero con muchos beneficios a futuro. Por citar un ejemplo en Cali: El Jarillón del río Cauca. Esa obra puede salvar la vida de más de 1 millón de caleños y la diferencia de lo que se invierte en la prevención versus la de una tragedia de esas, es del cielo a la tierra", aseguró el presidente Santos.

Durante su intervención el primer mandatario entregó un balance sobre las afectaciones que se han registrado en diferentes zonas de Colombia a causa de las precipitaciones, las cuales dejan hasta el momento 267 eventos de emergencia en 192 municipios del país.

El jefe de Estado indicó que varios de los 32 departamentos del país tienen una especial afectación a causa de las lluvias, por lo que presentan mayor riesgo de deslizamientos.

"Esos departamentos que por las lluvias recientes están en alerta roja son Risaralda, Caldas, Quindío, Chocó y Huila, que han tenido también una situación bastante crítica en materia de saturación del terreno por causa de las lluvias", afirmó.

En el 2017 15.000 familias han resultado damnificadas, mientras que 370 personas fallecieron y 76 aún permanecen desaparecidas.

Santos anunció la instalación de un radar meteorológico en el cerro de Munchique en el departamento de Cauca, que cubrirá hasta el Valle del Cauca.????

Por: RCN Radio