El Servicio Geológico Colombiano reportó que este sábado se presentaron cinco movimientos telúricos en el país.

Según los primeros reportes, aunque el fenómeno natural ha causado pánico en algunas regiones, hasta el momento no se registran personas afectadas o daños materiales.

El primer sismo registrado en horas de la madrugada del sábado fue de de 4,2 grados de magnitud y se presentó al norte del país en el departamento de Bolívar.

Según el reporte, el movimiento telúrico fue a 15 kilómetros de la cabecera municipal de Córdoba (Bolívar), a 85 kilómetros de distancia de Sincelejo, la capital más cercana.

Este movimiento, que tuvo una profundidad de 62 kilómetros, hasta el momento no deja personas afectadas o daños materiales.

Según el Servicio Geológico Colombiano, el movimiento se sintió en Valledupar, Pueblo Bello, El Banco y Sincelejo. [imagewp:398344] Tomada de la página web del Servicio Geológico Colombiano

Un segundo temblor se registró en la frontera de Colombia con Panamá con una magnitud de 4,4 grados y una profundidad de 54 kilómetros.

En este sismo Montería fue la ciudad capital más cercana, a 219 kilómetros del sitio del epicentro.

Tras este movimiento tampoco se reportan daños materiales o personas con afectaciones.

[imagewp:398353] Tomada de la página web del Servicio Geológico Colombiano

Hacia las 8:14 de la mañana de ayer el observatorio Vulcanológico y Sismológico de Caldas reportó un tercer temblor.

Este se registró en Pitalito, Huila, con una magnitud de 3.0 grados.

EL movimiento de tierra no generó emergencias ni personas heridos o daños materiales.

De igual forma a las 8:24 a.m. del sábado el cuarto sismo de magnitud 2.8 grados se presentó en Tolima, con una profundidad superior menor a 30 Km.

El epicentro de este temblor se registró al suroeste de esta población tolimense.

Los organismos de socorro de Manizales, donde también se sintió el movimiento de tierra señalan que no se presentaron emergencias debido al sismo.

El Servicio Geológico Colombiano reportó un quinto sismo de magnitud 3.2 en el Océano Pacífico sin que hasta el momento se evidencien afectaciones o alerta de tsunami.