La Fiscalía General citó a indagatoria al general (r) Iván Ramírez Quintero y a otros 13 militares por los actos de tortura cometidos a un grupo de personas que fueron rescatadas por el Ejército Nacional en la operación de recuperación del Palacio de Justicia en hechos registrados los días 6 y 7 de noviembre de 1985.

Según la investigación, el excomandante del Batallón Charry Solano, ordenó el traslado de un grupo de liberados a las instalaciones militares ubicadas en el sur de Bogotá para someterlos a torturas con el único fin de obtener información sobre su presunto conocimiento y participación en el plan ejecutado por el M-19.

Varios testigos aseguraron que después de salir del Palacio de Justicia fueron trasladados a la Casa Museo del Florero. Un grupo de ellos fueron separados y trasladados en vehículos oficiales a la guarnición militar. Los uniformados los acusaban de ser sospechosos y tener vínculos con el grupo guerrillero.

(Lea también: Coronel condenado por los desaparecidos del Palacio de Justicia descarta postularse ante la JEP)

El abogado Eduardo Carreño, quien funge como representante civil de las victimas, aseguró que con esta diligencia arrancan las indagatorias de los 14 militares, entre ellos varios oficiales como generales y coroneles que fueron vinculados a esta investigación.

RCN La Radio conoció que los 14 militares estaban adscritos a la Unidad del B-2, el cual hacía parte del Batallón de Inteligencia del Ejército Nacional para la época de los hechos.

En el expediente se vincula de manera formal a estos grupos de militares para que respondan en un proceso penal por el delito de tortura.

(Lea también: Defensa de coronel Plazas Vega notificó al Estado sobre demanda por caso Palacio de Justicia)

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, existen pruebas suficientes que advierten de la posible responsabilidad de estos 14 militares en la tortura de 11 de las víctimas, de ellas 9 trabajadores del Palacio de Justicia y dos estudiantes de Derecho de la Universidad Externado de Colombia.

El abogado señaló que por estos hechos también deberán responder en indagatoria en los próximos días otros altos oficiales, entre ellos los generales retirados Alberto Fraccica Naranjo y Rafael Hernandez Lopez y el coronel en retiro Edilberto Sánchez Rubiano.