Cargando contenido

4 horas antes de que iniciara el partido amistoso, en zona céntrica de Pereira se registraron los primeros hechos de violencia entre seguidores; cuando al parecer jóvenes que usaban camisetas del equipo local atacaron a un bus articulado del sistema de transporte masivo Megabus, porque en el interior de este se encontraban algunos hinchas usando prendas del equipo contrario.

De igual forma que algunos ciudadanos denunciaron que al parecer fueron menores de edad, que se encuentraban pidiendo dinero en las calles con la excusa de comprar las boletas de entrada al encuentro deportivo.

Pese a estos esfuerzos y a las opiniones de aprobación de las medidas de seguridad por parte de algunos hinchas de la barra Lobo Sur del Deportivo Pereira, hay quienes se citaron a través de las redes sociales para medir fuerzas a las afueras del estadio Hernán Ramírez Villegas, entre hinchas de ambos equipos.

Sin embargo a partir de hoy en el encuentro deportivo entre el onceno Matecaña y el Atlético Nacional, Pereira contará con una palestra pública promovida por las mismas autoridades, en la que los hinchas que generen disturbios, serán el blanco de miradas, críticas y sanciones.

Esta, es una medida para empezar a aplicar la ley del deporte en cuanto a sanciones para castigar a los malos hinchas, pero, finalmente los directamente implicados también tienen su punto de vista, en el que expresan que de esta forma algunos podrán limpiar su nombre, pues las imágenes revelaran los rostros de aquellos contraventores de la convivencia.