Cargando contenido

Este miércoles el presidente Santos anunció que fue dado de baja Aristides Mesa, alias 'El Indio'.

CLAN DEL GOLFO
Colprensa

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto José Mejía, aseguró que el Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país de origen paramilitar, no tiene futuro.

Horas después de que el presidente, Juan Manuel Santos, anunciara a través de Twitter la baja de Aristides Mesa, alias 'El Indio', el general Mejía expresó que a esta banda le está llegando su fin.

"Fue una operación extraordinaria, de fusión, de integración que demuestra que un cartel del narcotráfico como el Clan del Golfo no tiene futuro en la patria colombiana porque está enfrentando a unas instituciones honestas, transparentes, profesionales, dedicadas y más unidas que nunca", dijo Mejía en rueda de prensa.

El comandante agregó que la neutralización de Mesa representa un "desmoronamiento estructural del Clan", que debido a las constantes muertes de miembros en operaciones en su contra reemplaza a los cabecillas cada vez más seguido, por lo que "está llegando a cargos de dirección gente con menos experiencia".

El comandante de las FF.MM. afirmó que Mesa estaba señalado de ser el responsable de numerosos asesinatos, secuestros y del envío de varias toneladas de cocaína gracias a sus alianzas criminales con organizaciones de Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y México.

La baja de Mesa, en zona rural del corregimiento de Tierradentro, que forma parte del municipio de Montelíbano,  Córdoba, se suma a la del entonces número dos de la banda, Roberto Vargas Gutiérrez, alias 'Gavilán', en septiembre del año pasado.

De igual forma, en noviembre de 2017 murió el sucesor de 'Gavilan', Luis Orlando Padierna Peña, alias 'Inglaterra'.

Por su parte, el director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, dijo que el trabajo mancomunado entre las dos instituciones presiona al Clan del Golfo a someterse a la Justicia.

"Esta articulación de esfuerzo y capacidades son las que hacen que esta organización tenga la única salida de dejar esa actividad narcotraficante, someterse a la Justicia porque del resto seguiremos trabajando de manera contundente", afirmó Nieto.

El director de la Policía detalló que Mesa, siguiendo un patrón entre los capos de esa banda, vivía en una finca apartada y rodeado de lujos como camionetas, cuatrimotos, ropa de reconocidas marcas y pagaba entre 10 y 15 millones de pesos (unos 3.000 y 5.000 dólares) para sostener relaciones sexuales con menores de edad.

Durante este año las autoridades han realizado 65 operaciones contra el Clan del Golfo, las cuales han permitido la captura de 159 miembros de ese grupo y la baja de ocho más, además de la incautación de 18,5 toneladas de cocaína. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido