Por: Fernando Posada El fenómeno de los colados en los sistemas de transporte público no solo es un problema que afecta a los bogotanos. Además de golpear las finanzas de las plataformas de transporte y el sentido de pertenencia de parte de los usuarios, estas infracciones también están directamente relacionadas con el aumento en las conductas criminales en el interior de los sistemas. RCN Radio investigó el tema y encontró que en ciudades como París, Londres y Santiago de Chile los colados generan multimillonarias pérdidas para los sistemas de transporte. En la mayoría de sistemas de transporte público del mundo ha sido evidenciado que a los pocos años de su creación, algunos ciudadanos comienzan a encontrar formas para evadir el pago de las tarifas de ingreso. Según expertos, el porcentaje de colados en los sistemas de transporte del mundo ronda entre el 3 y el 6 por ciento del total de los viajeros. Aunque en Bogotá el porcentaje total de los colados en los sistemas de Transmilenio y SITP no ha sido calculado de manera oficial, existen mediciones sobre los infractores que han sido hallados por las autoridades en el momento en que intentan colarse en el sistema. Según información de la Policía Metropolitana de Bogotá, cada día son sorprendidas 730 personas colándose en el sistema de Transmilenio. Esta cifra representa cerca del 0.2% del total de 2 millones y medio de pasajeros diarios que registra el sistema. Pero la cifra real de los colados que utilizan el sistema y que no son sorprendidos por las autoridades, supera por lejos la estadística ofrecida por la Policía. Según algunos estudios el número de colados en Transmilenio y el SITP podría abarcar el 15% de los 1.5 billones de viajes que anualmente registran esas plataformas. “En la troncal Transmilenio la evasión se calcula entre el 10% y el 15%, no tenemos una cifra precisa, para eso necesitamos estudios más detallados. En el SITP el valor parece ser un poco más alto”, le contó a RCN Radio Darío Hidalgo, experto en temas de urbanismo y consultor del Banco Mundial. Pero el tema está lejos de ser un fenómeno exclusivamente colombiano. Los principales sistemas de transporte público del mundo también han tenido que consolidar estrategias para evitar la evasión del pago por parte de algunos usuarios. “Hay reportes y estudios de colados. Se denomina técnicamente la evasión de pago en todos los sistemas de transporte masivo del mundo. Más o menos el promedio de la industria, como se denomina, está entre el 3% y el 6% de evasión”, aseguró Darío Hidalgo. Hidalgo además aclaró que el metro de París pierde cerca de 90 millones de euros anuales por cuenta de la evasión de los usuarios y la red de trenes franceses deja de recibir cerca de 500 millones de euros por estos tipos de infracción. Entre las soluciones para esta problemática en el mundo han sido implementadas medidas como el cobro de multas para los ‘colados’, así como también la implementación de torniquetes y puertas que dificultan el ingreso de los evasores. “No solo es un fenómeno de evasión y de pérdida de dinero, sino que también está asociado con la criminalidad dentro del sistema. Los sistemas con mayor evasión son también sistemas donde se da mucho el vandalismo y el robo de celulares”, explicó Hidalgo. RCN Radio conoció por medio de fuentes de Transmilenio que por primera vez este año el sistema destinó parte de su presupuesto para la medición de los colados y para la implementación de nuevas medidas para evitar la evasión del pago en el sistema. Sin embargo hay ciudades latinoamericanas que superan en materia de colados a Bogotá. El analista Darío Hidalgo explicó que el sistema de buses de Santiago de Chile, Transantiago, registra el mayor número de colados en la región, abarcando cerca del 30% del total de los usuarios.