Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Envió de ayuda humanitaria para Acapulco México
La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres ha respondido solidariamente enviando 15 toneladas de ayuda humanitaria a Acapulco, México, tras la devastación causada por el huracán Otis hace exactamente un mes. La inversión para esta asistencia supera los 337 mil millones de pesos.
RCN RADIO

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres envió 15 toneladas de ayuda humanitaria a Acapulco, México, tras la devastación causada por el huracán Otis hace exactamente un mes.

La inversión para esta asistencia supera los 337.000 millones de pesos. La ayuda humanitaria enviada, coordinada por el director de Gestión del Riesgo, incluye productos y recursos esenciales para apoyar a los damnificados por el huracán. La ciudad de Acapulco ha experimentado una ardua labor de limpieza y reconstrucción, desde el impacto del huracán, que dejó un saldo de 50 personas fallecidas y 30 desaparecidas.

Le puede interesar: Secuestran a familia colombiana en México

En una muestra de solidaridad regional, Colombia se une a los esfuerzos internacionales para contribuir a la recuperación de Acapulco. Este acto refleja la importancia de la cooperación entre naciones en situaciones de crisis climáticas. 

¿Cómo fue el paso del Huracán Otis? 

A un mes del impacto devastador del huracán Otis en Acapulco, Guerrero, la ciudad ha iniciado el camino hacia la recuperación.

Entre intensos trabajos de limpieza y reconstrucción, los acapulqueños se esfuerzan por volver a la normalidad después de enfrentar pérdidas humanas y materiales significativas. Hasta la fecha, se reportan 50 personas fallecidas y 30 desaparecidas.

Lea también: Capturan a presunto asesino de colombiana y su hija en Florida, EE. UU.

La cronología detallada de Otis revela cómo pasó de ser una tormenta tropical a un huracán de categoría 5, causando estragos en gran parte de Acapulco. El Gobierno municipal tomó medidas preventivas, alertando a la población y habilitando refugios temporales.

A pesar de la suspensión de clases y el cierre de puertos, Otis se intensificó rápidamente, convirtiéndose en un huracán de categoría 5 a solo 90 km al sur-sureste de Acapulco.

Aunque la magnitud del desastre fue considerable, la resiliencia de la comunidad ha sido evidente en los esfuerzos de reconstrucción.

Acapulco se enfrenta al desafío de superar las adversidades, marcando así el comienzo de una nueva etapa de esperanza y recuperación para la ciudad costera.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.