Tras lo sucedido en Brasil con la suspensión de la presidente Dilma Rousseff por 180 días, la Cancillería colombiana informó que espera que se pueda respetar la institucionalidad democrática en ese país, ya que es indispensable que se mantenga así por el bien de la región. Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que “El estado de derecho y las instituciones democráticas han sido los fundamentos de la construcción de nuestros Estados y han promovido los derechos constitucionales de nuestros ciudadanos”. La Cancillería también anunció que ha estado muy pendiente del proceso que se le lleva a Dilma Rousseff en Brasil, debido a los lazos de amistad entre ambos países, por lo que espera que se pueda preservar la democracia y la estabilidad, que son fundamentales para el estado de derecho. Este es el comunicado de la Cancillería: Vista la relevancia política y económica de Brasil en la región, y por los lazos de amistad y cooperación que nos unen, y el trabajo constructivo que hemos tenido durante estos años con el Gobierno de la Presidenta Dilma Rousseff, Colombia ha seguido de cerca el transcurso de los hechos ocurridos en las últimas semanas en ese país. El estado de derecho y las instituciones democráticas han sido los fundamentos de la construcción de nuestros Estados y han promovido los derechos constitucionales de nuestros ciudadanos. En la actual coyuntura, Colombia confía en la preservación de la institucionalidad democrática y la estabilidad, fundamentos indispensables del estado de derecho. La estabilidad de Brasil es muy importante para toda la región por su influencia y liderazgo.