Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cultivo de cannabis medicinal.
Cultivo de cannabis medicinal.
AFP

Desde Colombia se realizó el primer envío legal a Estados Unidos de extracto con alto contenido de THC (el principal cannabinoide psicoactivo derivado del cannabis y una sustancia controlada bajo tratados internacionales), el cual se destinará a una investigación científica para analizar la composición y seguridad del cannabis en forma de vapor.  

La sustancia controlada fue cultivada y extraída en las instalaciones de la compañía NatuEra, ubicadas en la sabana de Bogotá, y fue exportada con la autorización del Fondo Nacional de Estupefacientes e importada a los Estados Unidos bajo un permiso de la DEA. 

Lea también: Gobierno: 2.2 millones de vacunas de Pfizer llegarán en un solo envío en abril

De acuerdo con Nicolas Nannetti, CEO de NatuEra, este envío "servirá para orientar las discusiones de política pública que vienen avanzando sobre la legalización del cannabis a nivel federal en los Estados Unidos mediante un marco regulatorio responsable y basado en la ciencia". 

Y aseguró que "este hito significativo en un momento en el que la industria farmacéutica, de consumo masivo y la academia buscan avanzar con la investigación requerida para orientar las discusiones de política pública que están en curso sobre la legalización y regulación del cannabis a nivel federal”. 

Le puede interesar: Gobierno fija plazo para pagar aportes a pensión que no se hicieron en 2020

En la actualidad, el cannabis con fines medicinales ha sido legalizado de alguna forma en 36 de los 50 estados de los Estados Unidos de América. "Sin embargo, el contenido superior al 0.3% de THC o denominado cannabis psicoactivo sigue siendo una sustancia controlada en los Estados Unidos bajo la categoría más restrictiva del Controlled Substances Act (Ley de Sustancias Controladas) de 1970, que se reserva para aquellas drogas sin usos médicos aceptados y que presentan un alto potencial para el abuso", explicó Nannetti. 

En diciembre de 2020 la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas, en una decisión histórica, aceptó la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de remover el cannabis de la lista más restrictiva en materia de sustancias controladas, reconociendo su importancia y utilidad para fines médicos y científicos por primera vez. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.