La decisión la tomó la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), pese a la reciente detección de 15 meses con la enfermedad provenientes

Ganado con Aftosa
Reses con fiebre Aftosa.
Colprensa

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) decidió no suspender el status fitosanitario de Colombia, pese a la reciente incautación de 15 reses de contrabando provenientes de Venezuela contaminadas de fiebre aftosa.

La OIE felicitó a Colombia "por la transparencia con la que manejó el caso en la zona de contención de Arauca", luego de que las autoridades sanitarias del país pusieron en conocimiento inmediato del caso a las autoridades del sector.

“Después de analizar la situación y teniendo en cuenta que los animales no tomaron contacto con otros animales, fueron aislados, sacrificados y eliminados de acuerdo a las normas que establece la OIE, les comunicamos que esta notificación no será publicada porque consideramos que la enfermedad fue contenida y no hubo diseminación”, indicó la comunicación oficial de la OIE.

Y añade que “quisiera felicitar a usted y a su equipo por la transparencia con la que se ha llevado este caso”.
El ministro de agricultura, Juan Guillermo Zuluaga, destacó la noticia tras recibir una comunicación oficial del organismo internacional.

El jefe de la cartera agropecuaria dio un parte de tranquilidad a los ganaderos y dijo que  las exportaciones de carne no se verán afectadas.

“Por la prontitud y transparencia con la cual actuamos no se verán afectados los 18 destinos internacionales hasta donde está llegando nuestra carne”, señaló.

“Continuaremos con la labor articulada con las instituciones, Dian, ICA, Ejército Nacional, la Polfa para mantener las medidas de control y vigilancia en la zona fronteriza”, puntualizó Zuluaga.

 
Los antecedentes de 2017

La última situación que afrontó el país frente a la fiebre aftosa se dio desde el 24 de junio de 2017, cuando ICA confirmó la existencia en el país de un foco de la enfermedad bovina, también en Arauca y también procedente de Venezuela.

La situación obligo al sacrificio de más de 3.000 reses en el país. Solo hasta agosto del año pasado, el mismo ICA certifico que Colombia estaba libre de aftosa.

Y el 11 de diciembre del mismo año la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) devolvió el estatus a Colombia de país libre de aftosa.

El ministro Zuluaga exhortó en ese entonces a los ganaderos a cuidar la frontera con Venezuela para así evitar el paso de ganado enfermo.

"En Venezuela se tendrá aftosa por los próximos 50 años y si no somos cuidadosos en generar las condiciones para que no siga entrando ganado proveniente de ese país, podremos perder el estatus de Colombia en riesgo", advirtió.

La fiebre aftosa afecta a bovinos, porcinos, ovinos y caprinos, además de otros rumiantes.

No supone riesgos para los humanos; sin embargo, su aparición pone en riesgo a un gran sector de la economía colombiana. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido