Cargando contenido

Foto: Presidencia



El presidente Juan Manuel Santos envió un saludo a todos los colombianos para despedir el año 2017 y dar la bienvenida al año 2018, destacando que el 2017 fue un año de transición en todo sentido para el país y que aunque "Colombia no es un paraíso" si es "un país mucho mejor y más seguro".

"El 2017 fue un año de transición, con aspectos positivos y negativos. Transición en la paz, transición en lo económico, transición en lo social, transición en lo político", indicó.

Destacó que fue año de transición en la paz, porque se puso en marcha el duro desafío del posconflicto luego de lograr un acuerdo con las Farc  y comenzar la construcción de la paz. La entrega de armas de la guerrilla de las Farc y la creación del partido político, algunos de los compromisos que ya cumple el Gobierno.

Sin embargo, admite que hay aspectos negativos, entre ellos la encrucijada en la que se ha visto envuelta la aprobación de la Jurisdicción Especial de Paz.

"Hay sombras, como la demora en la aprobación de otras normas necesarias para la implementación del acuerdo, y la existencia de disidencias que siguen delinquiendo a quienes les caerá todo el peso de la ley y el contundente accionar de nuestra Fuerza Pública".

Pero, resalta que este año se han salvado miles de vidas y se han evitado decenas de atentados. Además ya se inició el desminado. "También vamos adelante en el programa de sustitución de cultivos ilícitos, que trae más oportunidades para los campesinos, así como con la erradicación forzosa de los grandes cultivos".

Transición en lo económico


El mandatario de la República admitió que el crecimiento económico de este año no ha sido el que se esperaba, "pero está por encima del promedio de la región".

"Sectores como el agro y el turismo –los más beneficiados por la paz– crecieron y generaron empleo. Y la inflación, que en 2016 nos dio muchos dolores de cabeza, volvió a caer al 4 por ciento", agregó.

Destacó que la economía este nuevo año crecerá más y recordó que en 2017 se dio duros golpes al contrabando.

Transición en lo social


El presidente de la República señaló que el Gobierno aunque tuvo que hacer un apretón económico, se logró continuar con los principales programas sociales como Más Familias en Acción, la Estrategia de Cero a Siempre para la primera infancia, Ser Pilo Paga y Colombia Mayor.

Frente a los hechos de corrupción que inevitablemente fueron protagonistas este 2017, el jefe de Estado indicó que hay que seguir en la lucha contra la corrupción.

"Se han destapado muchas ollas podridas –que nos preocupan y escandalizan a todos–, pero esto es muestra de que los corruptos comienzan a pagar, por fin, por sus delitos (...) ¡Peor, mucho peor, cuando robaban sin que nadie se enterara, ni nadie los cuestionara!", afirmó.

Transición en lo político


¿El mandatario envió un mensaje escondido frente a las elecciones? En su discurso dijo que siempre será mejor "construir sobre lo construido, que hacer tabla rasa y empezar de cero".

"Mi gobierno no es perfecto. Soy el primero en reconocer que ha habido dificultades y errores. También hemos tenido aciertos en nuestro propósito de dejarles un mejor país a las futuras generaciones. Sé que a veces es difícil ver los avances. Nos quedan 7 meses de trabajo y los dedicaremos enteramente a seguir generando mejor calidad de vida para todos", puntualizó.

Finalmente el mandatario pidió a los colombianos  que no se dejen llevar por el pesimismo. "Crean en un mejor futuro para el país, en especial para tantos compatriotas que durante muchos años, solo vivieron el miedo y la violencia. Vale la pena creer. Si desarmamos nuestros espíritus y trabajamos con sentido de patria, podremos lograr mucho más todavía".