Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cigarrillo
Estas compañías tienen un mes para presentar un posible recurso ante la Corte Suprema de Canadá.
Foto: Ingimage

En medio del debate por el consumo de drogas en Colombia que por estos días ha generado cientos de reacciones, sobre todo por el anuncio del presidente Iván Duque de implementar un decreto que prohíbe la dosis mínima de alucinógenos para su socialización y que permite a las autoridades su incautación.

En medio de esta discusión, la Defensoría del Pueblo señaló que existen vacíos jurídicos con relación a las leyes que regulan el consumo de tabaco en el país. 

El anunció lo dio la entidad en el marco de la presentación del Informe de seguimiento al cumplimiento del convenio marco de la OMS para el Control del tabaco en Colombia, en el que estableció que a pesar de la expedición de la Ley 1335 de 2009 en la que se estipulan las políticas públicas para la prevención del consumo del tabaco aún falta regulación de la cadena de mercado de los dispositivos electrónicos para el consumo de nicotina, también conocidos como ‘cigarrillos electrónicos’.

Le puede interesar: Cumbre Ambiental: empresarios debaten sobre el futuro del planeta

“El Estado de manera urgente debe tomar medidas para disminuir la demanda de productos del tabaco, para aumentar los impuestos y los precios sobre los mismos y reducir los sitios donde los fumadores consumen estos productos”, afirmó la delegada Asuntos Constitucionales, Paula Robledo. 

Asimismo, otra advertencia presente en el documento es que no se avanza en materia de los avisos presentes en el etiquetado y empaquetado, así como en la prohibición de publicidad, promoción y patrocinio.

Como una de las medidas frente a esto, la Defensoría sugiere que se aprueben iniciativas legislativas que buscan ampliar las advertencias de salud en los empaques de productos de tabaco para que ocupen un 80% del mismo. Segundo, espera una decisión del Consejo de Estado para prohibir la exhibición de esos productos en puntos de venta.

Lea también: Así justificaron la fumatón en Bogotá

Según el informe, Colombia es uno de los países latinoamericanos con la tasa más baja de impuestos a estos productos, a pesar de que ha sido demostrado empíricamente que es la medida más efectiva para reducir el consumo de tabaco y mejorar sustancialmente la salud pública en las ciudades. 

Por último, la Defensoría advierte que no hay una política pública de control de tabaco eficiente y que, al contrario, “existe una sobrecarga de funciones en cabeza del Ministerio de Salud que deberían ser ejecutadas de manera articulada con otras entidades”.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.