Cargando contenido

Los compradores europeos estarían haciendo presencia en los laboratorios de procesamiento para verificar la pureza de la droga.

Cocaína Colprensa
Cocaína incautada en Antioquia,
Foto: Colprensa

El Observatorio Internacional Insigth Crime advirtió que Colombia produce al año más de mil toneladas de cocaína, cuyos cargamentos son enviados a Estados Unidos, Australia y países asiáticos.

Jeremy McDermott, director ejecutivo de InSight Crime, reveló detalles de un informe bajo el título “La Nueva Generación de Narcotraficantes Post-Farc : Los Invisibles”, en el que indica que el país se incrementó la producción de cocaína en varias regiones del país.

Adeás, McDermott manifestó que de acuerdo a información que se ha recogido en varios municipios del territorio colombiano, se ha disparado la producción de coca de manera exponencial, asegurando que este tipo de temas debería estar en la agenda del Gobierno nacional.

El informe también reveló que un kilo de cocaína en Colombia vale alrededor de US$3.000, mientas que ese kilo en Estados Unidos cuesta un poco más de US$20.000 al por mayor, lo que significa un margen de ganancia de 600 por ciento.

Así mismo se estableció que esa misma cantidad de droga en Europa Occidental se vende por US$35.000, ello significa un margen de beneficio de entre 900 y 1.500 por ciento.

“Tal vez el mercado más lucrativo del mundo sea el de Australia, donde un kilo de cocaína puede valer más de US$100.000, lo que significa una ganancia de más del 3.000 por ciento”, dice uno de los apartes del informe.

Además, de acuerdo con el análisis realizado, en el Catatumbo, departamento de Norte de Santander, es el lugar del mundo donde resulta más barato producir cocaína, dado a que las condiciones de cultivo allí son perfectas, puesto a que se genera el mayor rendimiento de alcaloide por hectárea en el país (más de 7 kilos por hectárea).

También señala en el informe que: “Hay combustible prácticamente gratis proveniente de Venezuela; la guerrilla del ELN y los disidentes del Ejército Popular de Liberación (EPL) todavía protegen y regulan la industria en la zona, y los venezolanos están dispuestos a cultivar coca y a hacer prácticamente cualquier otro trabajo, a cambio de un plato de comida”.

Por último, el informe indicó que en los últimos ocho años también se ha observado que los compradores extranjeros, por ejemplo los europeos, están presentes en los laboratorios para verificar la pureza de la droga antes de que se embarque para su transporte.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido