Cargando contenido

Entre 2016 y 2018, en Colombia se registraron cerca de 33.000 casos de personas que perdieron la vida por lesión con arma de fuego.

Arma de fuego
Ilustración RCN Radio

Un reciente estudio de la Asociación Médica de Estados Unidos y el Observatorio Nacional de Salud revela que las lesiones por arma de fuego son una de las principales causas de muerte en Colombia.

El informe señala que, después de Brasil, Estados Unidos, India y México, Colombia es el país en donde más personas mueren por esta causa.

El estudio global, que fue realizado en colaboración con el Instituto Nacional de Salud (INS), presenta hallazgos de interés en salud pública y confirma que agresiones por arma de fuego son un problema de salud en el mundo. 

"Al compararnos con la escala mundial, encontramos que muchas de las muertes por arma de fuego ocurridas están concentradas en países de América. Y Colombia es el cuarto país del continente con mayor cantidad de muertes por esta causa”, explicó Carlos Castañeda Orjuela, director del Observatorio Nacional de Salud (ONS) del INS, coautor del estudio.

Lea tambiénFiscalía busca establecer responsabilidad de escolta en los hechos que resultó herido Legarda

De acuerdo con Castañeda, las cifras señalan que entre 2016 y 2018 en Colombia se registraron cerca de 33.000 personas que perdieron la vida por lesión con arma de fuego.

Reveló además que "la cantidad de muertes por violencia han disminuido tras el acuerdo de paz. Sin embargo, para 2017 se registraron más de 11.000 muertes violentas por armas de fuego en Colombia, lo cual es una cifra escandalosa".  

Según este estudio, para 2016 hubo más de 250.000 muertes por arma de fuego en todo el mundo. De estas muertes, el 64% se debieron a violencia homicida, un 27% correspondieron a suicidio y el restante se trató de lesiones accidentales.

En Colombia principalmente este flagelo afecta a hombres jóvenes ya que "por cada 10 muertes en hombres hay una muerte en mujer por armas de fuego; se concentran en personas entre los 20 y 30 años", indicó Castañeda.  

Si bien con el acuerdo de paz el impacto en la reducción del número de muertes violentas asociadas al conflicto en nuestro país fue evidente, al comparar las cifras del número de muertes en Colombia con las tasas poblaciones de los años analizados, la conclusión a la que se llega es que las cifras se han mantenido estables.  

El informe también revela que, según cifras de la Policía Nacional, en 2018 cerca de 200 personas murieron por lesiones a causa de balas perdidas. Y en lo que va corrido de este 2019, el Instituto reporta un total de 7 personas, entre ellas casos recientes como el cantante Legarda, en Medellín.

En contextoLo que tiene que saber de directriz que mantiene restricción de porte de armas

¿Se debe legalizar el porte de armas? 

Dentro de los factores asociados a las muertes por arma de fuego en el país, se plantean en el mismo informe la disponibilidad de armas de fuego, los rezagos en el acceso a la educación, así como las formas inadecuadas para resolver los conflictos, el suicidio (relacionado con la salud mental y el manejo de enfermedades como la depresión) y, por último, el consumo alcohol, otro importante factor de riesgo.  

En Colombia actualmente se reabrió el debate sobre la posibilidad de legalizar el porte de armas de fuego; sin embargo, para Carlos Castañeda Orjuela, director del Observatorio Nacional de Salud (ONS) del INS, "desde el punto de vista de la salud pública es claro que lo que hay que hacer es limitar el acceso a las armas".  

Le puede interesar: Policía intenta sacar "miles de armas" de circulación, tras muerte de Legarda

"Debe haber un monopolio del uso de armas por parte de las Fuerzas Públicas, pero la gente no debería acceder a ellas. Hay evidencia a lo largo del mundo que demuestra que aquellas personas que tienen un mayor acceso a las armas van a agredir y la tasa de homicidios y suicidios son mayores cuando hay un arma en la casa", dijo.

Pese a estas cifras, el director señaló que recientemente no han sido consultados por parte del gobierno a la hora de debatir la posibilidad de legalizar el porte.

Sin embargo, destacó que el Instituto viene realizando informes sobre el papel de las armas de fuego y la violencia homicida, como resultados adversos en salud pública, y por eso reiteramos que la política debe ir hacia la restricción".  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido