Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Velatón Cartagena
Esta fue una de las postales que dejó la velatón en Cartagena.
RCN Radio

Ante el panorama negativo por el asesinato de 123 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos en el país durante este 2018, Colombia se unió en un rechazo categórico a estos hechos a través de una 'velatón'. 

Los colombianos salieron a las principales plazas del país para protestar por estas muertes.

Bogotá

Entre gritos de “Justicia, justicia”, “queremos paz” y “los líderes sociales no están solos” cientos de personas invadieron cada uno de los espacios de la Plaza de Bolívar, en la capital de la República. 

Familias, turistas, representantes de organizaciones políticas, gremiales, sindicatos, organizaciones de defensa del género y población LGBTI se unieron en una sola para pedir garantías de protección para los líderes al Gobierno nacional. 

Los bogotanos elevaron su voz de protesta en contra de los más de 300 asesinatos de líderes sociales en Colombia. Las pancartas de los asistentes destacaban los nombres de los 166 líderes asesinados en lo corrido de este 2018. 

El Parque de la 93 fue otro de los escenarios en los que se encendieron velas para conmemorar a las víctimas de estos hechos violentos. 
 

Barranquilla 

¡Que la paz no nos cueste la vida!, escribieron los habitantes de la capital de Atlántico en las pancartas durante la manifestación en la Plaza Estercita Forero, donde se recordó el asesinato del líder social Luis Barrios Machado, del municipio de Palmar de Varela y otras tres víctimas más.

Arturo García, miembro del Colectivo Ciudadanos, aseguró que "por nuestros muertos no permitiremos que estos hechos queden impunes. Las autoridades en el país deben frenar estas muertes sistemáticas que afectan la labor social y política en las comunidades".

Por su parte, los estudiantes de la Universidad del Atlántico realizaron un ‘performance’ como signo de rechazo por la muerte de 313 líderes que se han dedicado a denunciar y exigir los derechos de las comunidades más vulnerables.

La Unidad para las Víctimas en la región Caribe también se sumó al rechazo por los homicidios en contra de los líderes sociales en Colombia. 

Valledupar 

En el departamento de Cesar, en la Plaza de Banderas, se realizó la ‘velatón’, en la que decenas de habitantes manifestaron: “no más líderes muertos y no más colombianos muertos”.

Durante la jornada los asistentes, en su mayoría jóvenes, pidieron acciones del Gobierno nacional para evitar que continúe el “homicidio sistemático de líderes” en Colombia.

Pereira

Cientos de ciudadanos en la ‘perla del Otún’ se congregaron para rechazar el derramamiento de sangre de los líderes que se han convertido en “la voz del que no tiene voz”.

Mediante un acto en la Plaza de Bolívar los líderes cívicos, sociales, defensores de derechos y la comunidad en general se reunieron con velas en la mano y realizaron un acto simbólico para rechazar los asesinatos de líderes en todo el país, así como para pedir que se mantenga el acuerdo de paz con las Farc y que cesen los actos hostiles que afectan a la comunidad.

Hugo López, vocero de la manifestación en Pereira, manifestó que el objetivo de esta ‘velatón’ es solicitarle al Gobierno nacional  que adelante todas las gestiones a las que haya lugar para mantener los acuerdos de paz de La Habana con las Farc, y seguir adelante con la negociación con el ELN, con el fin de obtener una salida del conflicto armado a través del diálogo.

“Creemos que un mañana mejor es posible, un mañana sin armas, no queremos que la violencia en contra de los líderes y de los defensores de los territorios continúe, porque puede obligar nuevamente a que la comunidad se organice y termine con la conformación de otras guerrillas, como ocurrió hasta décadas atrás en nuestro país, por eso unimos nuestras voces en las plazas de todo el país, para que se escuche nuestro clamor”, dijo. 

Cali

Miles de caleños le dijeron "sí" a la jornada de la velatón por los líderes sociales y con un multitudinario coro pidieron el fin de la muerte y la guerra que arremete contra quienes sólo quieren la paz y la justicia en sus regiones.

Vestidos de blanco y enarbolando banderas blancas y de Colombia, los caleños salieron a la Plazoleta de San Francisco y marcharon a lo largo de tres cuadras, para terminar en la emblemática Plaza de Caicedo, donde presentaron las fotos de sus líderes asesinados.

“Yo me uní a la velatón porque estoy con la paz y quiero tranquilidad para éste país, me uní por los cambios que se necesita para una sociedad mejor", dijo uno de los asistentes al evento.

Gregorio Santa, estudiante universitario y representante de un colectivo de estudio por el cambio, dijo que se unió a la velatón “porque no quiero una muerta más, porque quiero una Colombia en paz, porque esta violencia se tiene que acabar algún día y lograr el cambio que tanto queremos para nuestros hijos y las generaciones futuras”.

Las autoridades en el Valle del Cauca destacaron la participación de las miles de personas que se dieron cita en este evento y reportaron que toda la jornada se cumplió con total tranquilidad.

Neiva 

Por su parte, en el Parque Santander de la capital del Huila se inició la jornada de solidaridad desde las cinco de la tarde, donde se llevaron a cabo actividades culturales.

Diferentes organizaciones atendieron al llamado nacional. La Plataforma Juvenil, el Movimiento de la Colombia Humana, la Unión Patriótica, el Comité de Diversidad Sexual, el Congreso de los Pueblos, organizaciones ambientales, la Central Unitaria de Trabajadores y la Asociación de Institutores Huilenses, hicieron parte de la manifestación.

Ibagué

Con masiva participación en la Plaza Manuel Murillo Toro de Ibagué se cumplió el evento denominado ‘velatón’ en rechazo al asesinato sistemático de líderes sociales en el país.

Con velas blancas, banderas de diferentes movimientos sociales, elementos alusivos a la paz y carteles con frases que exigen garantías para la población que trabaja en la defensa de los Derechos Humanos, los tolimenses se sumaron a la manifestación que se desarrolló en diferentes plazas públicas de Colombia.

La protesta en Ibagué contó con la participación de organizaciones LGBTI, ambientales, indígenas, estudiantiles, feministas, afrocolombianas, personas con discapacidad y comunidad en general.

Durante el evento se elevaron mensajes, cánticos y un minuto de silencio en homenaje a quienes han perdido la vida como consecuencia de su trabajo con las comunidades.

Medellín

En tres puntos de Medellín se encendieron las velas para protestar por el asesinato de líderes sociales en el país. Después del departamento del Cauca, Antioquia es el territorio que más peligro representa para esta población. Entre enero de 2016 y junio de 2018, 43 defensores de Derechos Humanos han muerto de manera violenta. 

A la comuna 13, azotada en los últimos días por los enfrentamientos entre grupos armados, llegaron los líderes y la comunidad con ramos de flores blancas. En el mirador de las escaleras eléctricas, mostraron su apoyo a quienes luchan por la defensa de los menos favorecidos. 

Uno de los puntos más concurridos fue el Parque de los Deseos en la zona de Carabobo norte. Con prendas de vestir blancas, flores y carteles con los nombres de los defensores asesinados, contaron una a una las víctimas de los ataques.  

“Creemos que estos son los espacios de protesta social donde tenemos que hacer frente para demostrarle al Estado que no estamos de acuerdo con lo que está pasando, nos están matando a la gente y tenemos que hacer algo”, dijo uno de los asistentes a la manifestación.

Cartagena

Más de 300 personas  se congregaron en la Plaza de la Paz, en la Torre del Reloj en Cartagena, para levantar su voz y prender la luz de la esperanza en rechazo a los múltiples asesinatos de líderes sociales a lo largo y ancho del país.

Al igual que en las otras ciudades, esta convocatoria se dio a través de las redes sociales, y en tan solo dos días se logró captar a muchos cartageneros que se unieron en este sentir nacional. En la congregación también se hizo sentir la comunidad LGTBI con su bandera insignia, pues también sus líderes han sido amenazados y asesinados.

Según Ofelia Castillo, directora de la fundación Tierra Patria es significativo que la Plaza de la Paz se llenara con la solidaridad de los cartageneros, que demostraron que el dolor nacional por estas pérdidas humanas es de todos. Así mismo apuntó que “ser líder y lideresa social no es un delito, no podemos permitir que la paz nos cueste la vida. Lo que hacemos en los territorios es impulsar iniciativas de participación de defensa y de exigibilidad de derechos”.

Por su parte el padre Rafael Castillo Torres, director del programa de Desarrollo y Paz del dique y Los Montes de María  apuntó que lo que se busca con esta velatón es “reafirmar en el momento histórico que vive el país, que el derecho a la vida a todos nos convida. Nada explica ni justifica el desprecio de la vida y menos en el caso de los líderes sociales que constructores de la paz y de la reconciliación de todo un país”

Así mismo, jóvenes en rechazo se tiraron al suelo y con la pintura de un tiro al blanco, y la frase “Nos están matando, parece una guerra contra el pueblo” y “La guerra le tiene miedo a los abrazos” demostraron de esa manera simbólica su rechazo a los asesinatos.


La Plaza de la Paz se iluminó y los cartageneros gritaron “que la paz no nos cueste la vida”.

Boyacá

Habitantes de Tunja, Duitama, Sogamoso, Nobsa, Tibasosa y Villa de Leyva, Cubará,  Gachantivá y Chiquinquirá se movilizaron sin importar las bajas temperaturas para rechazar las muertes selectivas de los líderes sociales.

Con ruanas, abrigos, y paragüas mujeres, hombres, adultos salieron a las plazas principales para exigir al gobierno medidas de seguridad que garanticen la vida de los defensores de los derechos humanos.

Promotores de la jornada pidieron que cada viernes en la emblemática plaza de San Francisco de Tunja, se sigan realizando protestas con velas, pancartas y arengas que reclamen que cese la violencia contra los hombres y mujeres que buscan que termine por fin la violencia armada.

Niños participaron pidiendo que no maten más personas que sueñan con una Colombia diferente.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.