Cargando contenido

Así lo revela el informe anual de Transparencia Internacional en el que Nueva Zelanda se ubica como el país con mayor transparencia.

Corrupción en Colombia
Venezuela aparece como la peor calificada de la región.
Foto: Ingimage

Colombia aumentó en la percepción de corrupción durante 2017. Es lo que revela el informe anual de Transparencia Internacional en el que, en América Latina, Uruguay se ubica como el país con mayor transparencia y Venezuela como el peor calificado.

Con un puntaje de 37 sobre 100, Colombia ocupó durante el año pasado el puesto número 96 en el Índice de Percepción de Corrupción y disminuyó seis puestos en comparación con el 2016.

Es lo que figura en el informe de Transparencia Internacional a través del cual se conoce la calificación que hacen expertos y analistas sobre el desempeño del sector público en materia de corrupción en nuestro país. En la calificación, Colombia cayó 6 puestos aunque conservó el puntaje del año anterior.

Junto con Colombia, y con el mismo puntaje, se encuentran países como Brasil, Panamá y Perú, ubicados de la misma forma por encima de otras naciones como México, Salvador y Bolivía también rajados en materia de corrupción. Venezuela en el puesto 169 es el peor calificado del continente americano.

Andrés Hernández, al frente del organismo que representa a Transparencia Internacional en  Colombia, señala que si bien se han desarrollado cambios significativos especialmente desde las instancias de control, esto no afectará la percepción de corrupción que se tiene sobre el país, hasta que no haya cambios fundamentales, porque "sin duda hay ajustes institucionales y legislación que se ha desarrollado en los últimos años, pero estamos haciendo un llamado a los candidatos presidenciales para asumir un compromiso de reformas de fondo".

De acuerdo con Hernández, la relación de las instancias de corrupción con las economías ilegales y los grupos criminales, especialmente en sus propósitos, ha facilitado que este tipo de instancias favorezcan aun más las actividades al margen de la ley.

"Es necesario la transformación de nuestro sistema político, también el fortalecimiento de nuestras capacidades de sanción y administrativa y en general de las capacidades administrativas en la lucha contra la corrupción", agrega Hernández.

Factores como acceder al poder a través de la trampa y hacer uso de ese poder en situaciones que rayan con la ilegalidad, es evidente para el organismo internacional. De la misma forma la debilidad en los sistemas judiciales para ejercer acciones contra los corruptos los favorece de manera fundamental.

Finalmente el informe que revela la calificación muy baja de Colombia en materia de Transparencia, destaca que la Administración Pública ha sido tratada de manera descuidada y con afectaciones por intereses burocráticos así como por la búsqueda del control de los recursos públicos para el uso particular.

Siendo un problema grave para el país, desde Transparencia por Colombia se pidió a los actuales candidatos a comprometerse con el desarrollo de las reformas necesarias para actuar en contra de la corrupción.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido