Ante el informe anual de Transparencia Internacional, Colombia continúa rajada en el índice de percepción de corrupción en el mundo, con 37 puntos significativos sobre 100.

Marcela Restrepo, directora ejecutiva encargada de Transparencia por Colombia, indicó que desde que comenzó esta medición en 1995, Colombia siempre ha estado rajada y se ha ubicado en la mitad de la tabla de medición.

“El nudo del asunto es la captura del Estado cuando está al servicio de unos privados. El punto más grave de la corrupción en Colombia es la relación privada con los políticos, existe un alto porcentaje de empresarios que opinan que para lograr negocios con el Estado necesariamente se tiene que sobornar, esos recursos no sabemos de dónde salen”, dijo Restrepo.

Según la investigación realizada por Transparencia por Colombia la mayoría de las campañas políticas están financiadas por dineros privados, “muchas de estas campañas están permeadas por el narcotráfico para financiar campañas de congresistas, concejales y diputados. Otro fenómeno es la parapolítica, funcionarios públicos que han tenido vínculos con el paramilitarismo”, afirmó la directora (e) de Transparencia por Colombia.

“Hay un reconocimiento que la corrupción tiene que ver con lo público, el 93% de los colombianos dicen que en el país para poder negociar hay que sobornar. El que no soborna pierde, dicen, y para mantener contratos hay que sobornar. Entre privados también hay corrupción, cuando ellos se ‘cartelizan’ forman una corrupción como sucedió en el sector de los pañales, papel higiénico, etc”, sostuvo Restrepo.

De acuerdo con el estudio, la corrupción está asociada a capitales políticos y de poder, “estas expresiones de corrupción en la política se presentan más que todo en la Costa Pacífica, los Santanderes y en el Valle, en esos sitios es grande y existe hasta una relación con el narcotráfico”. 

Sin embargo, esta es la primera vez que el Estado colombiano reconoce la corrupción públicamente y toma medidas ante el asunto, “pero si no hay sanciones, la corrupción seguirá avanzando”, puntualizó Marcela Restrepo, directora encargada de Transparencia por Colombia.