Al menos 16 colombianos en Caracas (Venezuela) y una joven en la isla de Barbados hicieron un llamado urgente al Gobierno nacional, en especial a la Aeronáutica Civil y a la Cancillería, para que se apersone de sus problemáticas, ya que denuncian que quedaron atrapados en estos dos países, tras la suspensión de vuelos de Avianca desde y hacia estos territorios.

El caso más reciente ocurrió con un vuelo París - Caracas - Bogotá, en el cual varias personas se quedaron sin llegar a su destino, ya que tras arribar de Europa, en Venezuela se les indicó que Avianca no los podía transportar a Colombia porque no operaba desde el vecino país.

Cristian Bello, un colombiano afectado, aseguró que “en este vuelo éramos al menos unas ochenta personas, entre connacionales y extranjeros, a quienes nos mandaron a un hotel mientras nos encontraban solución para terminar el recorrido, ya las embajadas de Alemania y Francia han brindado apoyo a su gente, pero en el caso de nosotros seguimos esperando una ayuda”.

Esta persona señaló que son más de 40 horas esperando una solución para llegar a Colombia y que a pesar de que ayer recibieron la visita de un delegado de Avianca en Venezuela, no ha sido posible que los reubiquen en otros vuelos, por lo que temen llegar hasta mañana, cuando allí se realizará la jornada electoral de la Asamblea Nacional Constituyente.

“Necesitamos una respuesta urgente, aquí en Caracas la situación está pesada, hace poco escuchamos disparos y cada nada pasan uniformados de la Guardia Bolivariana, no queremos quedarnos más tiempo y por eso hacemos el llamado para que así sea de Avianca o la Cancillería nos den una mano”, dijo Cristian Bello.

Ya son dos días de suspensión de vuelos de Avianca hacia Venezuela y según cifras conocidas, son cerca de 17 mil las personas afectadas hasta el momento por esta medida, aunque la aerolínea indicó que poco a poco se les ha brindado atención a cada una de ellas.

Colombiana denuncia que Avianca la dejó “atrapada” en Barbados tras suspensión de sus rutas

Mariana Posada, una joven colombiana que compró días atrás un tiquete de ida y vuelta con la aerolínea Avianca para la isla de Barbados, denunció que luego de la determinación de esta compañía de suspender sus rutas hacia la isla caribeña, cercana a Venezuela, quedó atrapada en ese país sin una solución pronta y real, para regresar de sus vacaciones.

Posada aseguró que pese a que tenía su regreso a Colombia programado para hoy sábado, 29 de julio, recibió un correo de Avianca en el que le notificaron que su vuelo había sido cancelado por la decisión de la empresa de suspender sus rutas desde y hacia ese país.

“Yo hablo con ellos y les digo que habían unos derechos adquiridos, porque el vuelo debía salir el sábado a las 7 de la noche, y lo que me manifiestan es que no van a seguir sobrevolando territorio venezolano, el vuelo hacia Barbados los obliga a hacerlo, y que por eso también suspendieron esa ruta, hacerla por otro lado les implica mayores costos y eso los afecta”, dijo la joven que puso la denuncia.

Mariana aseguró que junto a ella en el vuelo de ida hacia Barbados iban otras personas, con las que al hablar pudo conocer que también tenían su regreso programado para la misma fecha y hora. Pese a que se ha comunicado en varias ocasiones con la Línea de Atención al Cliente de Avianca, ella asegura que no ha recibido una solución a su problema.

“Me dicen que debo llegar por mis propios medios a Aruba y que de allí me llevan a Bogotá, pero un tiquete Aruba – Barbados vale como dos millones de pesos y además sale hasta el próximo jueves 3 de agosto.; como eso no es viable entonces me ofrecen viajar Barbados – Miami y desde allí a Bogotá, pero yo no tengo visa americana (…) literalmente me dejaron atrapada aquí y fuera de eso me indican que solo pueden responder por mis gastos hasta hoy, lo que quiere decir que ya mañana todo corre por mi cuenta”, dijo esta mujer afectada.

Tras ser contactados por este incidente, en Avianca manifestaron que se iban a poner en contacto con Mariana Posada para conocer su situación y brindarle cuanto antes una solución a sus problemas, teniendo en cuenta la situación que está afrontando.