Cargando contenido

Tras el anuncio de la canciller María Ángela Holguín de levantar el arancel a las importaciones de textiles y calzado desde Panamá, se despertó el temor entre los industriales y empresarios en Risaralda, por la entrada de mercancía China a través de este país.

"Será inminente la llegada de mercancía tercerizada de China que compromete los textiles y marroquinería, dos segmentos que generan empleo en el departamento pero que será impactado al acatar un fallo de la Organización Mundial del Comercio", aseguró Germán Calle, presidente de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Pereira. 

El directivo indicó que esta situación se venía vislumbrando, pero de alguna forma el arancel que debe levantar el país al asumir este fallo, era una salvaguarda a la industria nacional.

Panamá denunció a Colombia ante la OMC en 2013 por la imposición de un arancel a los productos textiles, prendas de vestir y calzado procedentes del país centroamericano. Después de que la OMC le diera la razón a Panamá, Colombia decidió recurrir en noviembre, al considerar que la decisión "entorperce la cruzada para atacar el contrabando y el comercio ilícito".