Cargando contenido



La Alcaldía de Santa Marta inició un programa que beneficiará a un total de 425 carromuleros censados de la ciudad.

Se trata de una política de sustitución de vehículos de tracción animal, que comenzó con el retiro de las primeras 100 “zorras” más viejas de la capital de Magdalena.

El alcalde Carlos Caicedo informó que con esta medida se reduce en 24% del número de animales y carretas que operan en la ciudad.

Según se conoció, el programa comprende entrega de motocarros, formación de microempresas y un plan de capacitación para los beneficiarios.

De igual forma, podrán formalizarse los negocios ante la Cámara de Comercio de Santa Marta.

Los animales, que ya no serán maltratados por sus dueños, serán enviados a albergues en las zonas rurales para su cuidado.