Tras un intento de linchamiento por parte de ciudadanos de Chapinero, en Bogotá, contra un presunto abusador de dos menores, desde el Congreso insisten en la necesidad de acelerar el trámite de la reforma constitucional de cadena perpetua para violadores de niños.

La preparación del proyecto ya comenzó por parte del congresista de la U Efraín Torres, quien señaló que este tipo de protesta de parte de la comunidad, demuestra que se necesita cuanto antes ese acto legislativo.

“Esta es una clara muestra de que la gente no se siente representada por la Justicia y quiere tomar revancha por sus propias manos. Es momento de que el sistema judicial tenga un cambio, no puede ser que violadores y asesinos de niños sigan en las calles como si nada”, señaló.

“Ante la situación tan crítica que vivimos en cuanto a la protección de la niñez, se debe instaurar la cadena perpetua en el país. Esto debe ir acompañado de medidas que complementen la iniciativa, como la prevención del abuso con mecanismos como la denuncia de la comunidad y la intervención directa del ICBF”, indicó.

Cifras del Bienestar Familiar, citadas por Torres, dan cuenta de que en Bogotá durante el 2017 se presentaron 2.199 casos de abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes.