Cargando contenido

La directora de Salud de Bolívar, Berta Pérez, señaló que no escatimarán esfuerzos para establecer que está ocurriendo con las niñas y como adquirieron en la sangre metales pesados como el plomo.

“Estamos con todas las autoridades. Estamos organizando ya la reunión para ver cómo va a ser el plan de contingencia y cómo vamos a iniciar con esta tarea. Estamos muy pendientes y esperando que todo se pueda esclarecer y retorne la tranquilidad”, manifestó la funcionaria.

Una vez las menores sean sometidas a rigurosos exámenes se establecerá si alguna de ellas requiere ser trasladada a la capital del país para recibir un tratamiento más complejo.

Berta Pérez, directora de Salud del departamento de Bolívar, señaló que las menores que tienen edades entre 13 y 16 años, serán atendidas por expertos toxicólogos que determinarán las posibles causas de la presencia de plomo en la sangre.

Pérez, precisó que las niñas internadas en el hospital del municipio no se encuentran graves, sino que por recomendación médica están hospitalizadas con el fin de realizarles un monitoreo y control a los síntomas que desde hace 5 meses han venido presentando.

La versión de que la extraña enfermedad de las niñas son secuelas de la aplicación de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano, surgió por supuestas denuncias de que las vacunas no estaban siendo almacenadas de forma correcta. Sin embargo, esta información no ha sido confirmada por las autoridades sanitarias.