Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tiendas de barrio
Tiendas de barrio.
COLPRENSA

Pese a que la reactivación de los grandes sectores económicos son la gran prioridad del Gobierno, en medio de la pandemia también se ha visto seriamente afectada la economía popular, como las tiendas de barrio, zapaterías, droguerías y pequeños y supermercados, los cuales se han tenido que adaptar a la nueva realidad , incluso el desempleo en este sector también es notable.

Según un reciente estudio de la Universidad San Martín, Tiendas y negocios de barrio que tenían diez empleados, hoy máximo tienen dos.

Le puede interesar: Duque hace corte de cuentas de los dos primeros años de Gobierno

Según Carlos León, uno de los autores de la investigación, “al principio todo era orden y control en estos aspectos, por miedo al contagio; sin embargo, en estos momentos, la filosofía popular de cliente es cliente y el se atiende, se han venido acabando con estas restricciones, llegando a solicitar solo el uso del tapabocas. En conversación con algunos tenderos, ellos no se pueden dar el lujo de escoger a sus clientes y cada uno es responsable de sus actos”.

Para el experto, el bolsillo de los tenderos se ha visto seriamente afectado por la pandemia, ya que para la mayoría  es su único sustento, en Colombia las tiendas de barrio representan el 52 % del mercado masivo de consumo masivo según Tienda Registrada.

RCN Radio habló con algunos tenderos y dueños de farmacias de barrio, quienes aseguraron que pese a vender productos de primera necesidad, como víveres y medicamentos, las ventas han bajado considerablemente a la par de la reducción en el ingreso de los hogares.

Lea además: Listo el decreto que permite pruebas piloto en gimnasios, hoteles y restaurantes

“Aunque siempre tuvimos nuestra farmacia funcionando, los meses de abril y mayo fueron duros, porque las ventas se bajaron significativamente, la gente ya no venía con la misma frecuencia que antes y empezaron a demandar otro tipo de productos como tapabocas, antibacteriales los que estaban más escasos en ese momento”, relató Maira Sánchez, propietaria de una farmacia ubicada al sur de Bogotá.

Por su parte, el presidente del Fenaltiendas, Juan Ernesto Parra, señaló que para sobrevivir las tiendas de barrio han tenido que implementar los domicilios por Whatsapp.

“Una de las tendencias es que hubo un aumento del 150% en los domicilios por Whatsapp, desde abril a julio, la modalidad con la que los tenderos se han reinventado para seguir ofreciendo sus productos”, dijo el dirigente gremial.

Cifras de Fenalco señalan que en Colombia existen cerca de 266.000 tiendas de barrio. Este gremio ha trabajado en iniciativas digitales para evitar el cierre de establecimientos que son claves en el abastecimiento de los hogares.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.