Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Comunidad del El Rubí en Villavicencio se organizaron en contra de la delincuencia

A punta de cacerolazos han alejado a ladrones y drogadictos del lugar. Afirman sus líderes que ello se ha logrado sin ejercer violencia

Cansados del percibido incremento en la inseguridad en Villavicencio, en especial en su barrio, los habitantes de El Rubí se han unido para combatir la delincuencia sin tener que apelar a la violencia hasta el momento.

Hace tres meses los vecinos crearon un comité de seguridad comunitaria el cual, en llave con la Policía Metropolitana de Villavicencio, ha logrado reducir la inseguridad en el barrio persuadiendo a los drogadictos de abstenerse de usar su barrio como punto de consumo o incluso capturando ellos mismos a los ladrones y entregándoselos ilesos a la autoridad.

Don Freddy Chisco, habitante del barrio y uno de los miembros de este comité de seguridad comunitaria, dijo que el secreto del éxito es la unión de los vecinos nacida de la indignación de ver cómo drogadictos y delincuentes campeaban por su barrio impunemente.

También destacó la labor de los policías del cuadrante de quienes afirmó que eran bastante expeditos a la hora de cualquier llamado de la comunidad.

Aseguró el líder comunitario que el modus operandi del comité es el siguiente: si encuentran drogadictos, los vecinos en conjunto les piden amablemente que abandonen el sitio y consuman en otro lugar. En cuanto a ladrones, los vecinos a una hacen cacerolazo mientras los rodean, reteniéndolos hasta la llegada de la Policía.

En ambos casos nunca se actúa individualmente porque, según Freddy Chisco, el riesgo de retaliación es mayor.

Igualmente el señor Chisco exhortó a todos los habitantes de Villavicencio, en especial a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal, para que imiten el ejemplo de El Rubí, se unan todos los vecinos y creen comités de seguridad ciudadana para reducir así la delincuencia en la ciudad, máxime en temporada de final de año, en la cual la actividad delictiva alcanza su cénit.