Las comunidades indígenas asentadas en la Serranía del Perijá ven con preocupación las diferentes situaciones que se presentan en la zona fronteriza con Venezuela, y la minería ilegal que ha llegado a ese territorio.

En diálogo con RCN Radio, Javier Clavijo, de la comunidad Yukpa, explicó los inconvenientes con la minería ilegal, "a nosotros nos ha costado un poco entender la política del Estado, debido a que realiza las delimitaciones para conservación de los territorios, pero es el mismo Estado el que otorga las licencias de explotación minera y la situación para nosotros como comunidad no puede ser a conveniencia del Estado, sino a beneficio de nosotros como habitantes del territorio y no vemos coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.", señala.

Ante la situación, el representante de los indígenas, pidió más interés del Gobierno en las comunidades de la zona,"si vemos, por ser una zona limítrofe entre Colombia y Venezuela, trochas y caminos ilegales como pasos entre ambos países y que son utilizados para el contrabando o para algunas actividades ilegales, por lo cual pedimos más intervención del Gobierno relacionada con inversiones sociales, solución de las dificultades en la comunidades campesinas, así como mayor atención a las comunidades indígenas de la zona, y mejoramiento en los servicios de salud y educación para la comunidad" manifestó.

Finalmente Javier Clavijo y su comunidad, esperan ser tenidos en cuenta por el Gobierno Nacional dentro del programa de guarda bosques, que será la encargada de cuidar el ecosistema delimitado como zona de reserva protegida.