Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

"Habríamos querido mayores resultados, pero avanzamos": De la Calle

Al cierre del ciclo número 18 de conversaciones con las Farc, el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto De la Calle, señaló que en un año de conversaciones se esperaban mayores avances aunque dijo que nunca antes habían avanzado tanto en materia de acuerdos como en esta ocasión.

"Cerramos un año de trabajo intenso y productivo en La Mesa de Conversaciones de La Habana. Habríamos querido mayores resultados, pero avanzamos", afirmó.

Las partes volverán a conversar en la capital cubana a mediados de enero de 2014, frente a lo cual De la Calle indicó que se pretende avanzar en la discusión sobre el narcotráfico.

"Iniciaremos con renovado entusiasmo un nuevo ciclo de conversaciones el 13 de enero de 2014. Esperamos construir acuerdos sobre el punto de solución al problema de las drogas ilícitas que es el que nos ocupa actualmente”, añadió.

El jefe de la delegación del Gobierno expuso los retos en la discusión del tercer punto de la agenda.

"Tenemos que ser capaces como país de resolver un problema que afecta un poco más de 60 mil familias campesinas, y esperamos hacerlo en un escenario de fin del conflicto: proscribir las economías y organizaciones criminales y enfrentar con renovada energía a los que persistan en el narcotráfico", dijo.

Sobre los acuerdos parciales alcanzados en el primer y segundo punto de la agenda, dijo que son importantes y esperanzadores.

"Lo acordado está enmarcado dentro del espíritu de nuestra Constitución y representa avances para Colombia y todos los colombianos, más allá de hacer parte de un acuerdo con las Farc para el fin del conflicto", indicó.

Pese al cese el fuego unilateral decretado por las Farc, De la Calle habló del "coraje y determinación para afianzar la seguridad en todo el territorio nacional y, al mismo tiempo, para darle una oportunidad a la solución política".

El ex vicepresidente también llamó la atención de los colombianos para apoyar el proceso de paz y prepararse para el pos conflicto.

"Nada pondrá más a prueba la madurez democrática de nuestra sociedad, que un acuerdo de fin del conflicto. Por supuesto reclamar de los alzados en armas el cese total de la violencia y la intimidación; pero también rodearlos de garantías para su reincorporación plena a la sociedad", dijo.

El jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos de La Habana explicó que restan por discutir los puntos de la agenda relacionados con solución al problema de las drogas ilícitas, fin del conflicto, víctimas y refrendación y señaló que "si logramos acuerdos sobre todos y cada uno de estos puntos, la esperanza de una paz cierta y real, palpable y duradera, podrá convertirse en una certeza".

Las delegaciones del Gobierno y las Farc concluyeron este viernes el ciclo de conversaciones sobre la "solución al problema de las drogas ilícitas", en el cual escucharon las intervenciones de expertos independientes, líderes campesinos y organizaciones comunitarias y de mujeres, sobre este punto de la agenda.

"Estos valiosos aportes, al igual que los recibidos a través de los foros y la participación directa de ciudadanos y organizaciones sociales que nos han enviado sus propuestas, enriquecen la discusión de La Mesa de Conversaciones", dice el comunicado conjunto que fue dado a conocer al termino de la ronda número 18, que sólo tuvo una duración de cinco días.

"Igualmente, intercambiamos visiones sobre este tema. Esperamos a partir del próximo 13 de enero de 2014, fecha en la cual iniciamos un nuevo ciclo de conversaciones, retomar la discusión de este tema con miras a construir acuerdos", puntualiza la declaración.

Finalmente el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc agradecen a Cuba y Noruega, países garantes; y a Chile y Venezuela, países acompañantes, "por su permanente apoyo a lo largo de estas conversaciones".