Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Restricción en túnel del Boquerón comenzará la próxima semana

La concesión de la Autopista Bogotá-Girardot indicó que a partir de la próxima semana habrá paso restringido en el túnel Guillermo León Valencia, en el sector del Boquerón, para realizar obras de mantenimiento en el pavimento hidráulico.

Según un informe de la Interventoría, es necesario cerrar este túnel en el Sumapaz para restaurar 230 losas y parte del revestimiento.

Aunque todavía no se sabe cuánto tiempo estará cerrado parcial o totalmente el túnel, se calcula que entre 5 ó 7 meses tardaría la reparación de esta obra que fue entregada hace sólo 2 años.



Conductores, comerciantes y residentes del sector y usuarios permanentes expresaron en RCN La Radio su preocupación por los daños en el túnel y los riesgos que ello implica, además de los inconvenientes en el tráfico cuando comiencen los desvíos.

Preocupación

Por su parte, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, indicó que al Gobierno le preocupa el deterioro prematuro del túnel del Boquerón y responsabilizó al consorcio contratista por la mala calidad de la obra.

Andrade explicó que el viaducto presenta daño en las losas, similar al que se presenta en las troncales de TransMilenio en Bogotá, pero con el agravante de que el túnel es nuevo y sólo tiene 2 años de uso.

"Hay más de 200 losas que presentan fallas estructurales y necesitan ser reparadas; también hay incumplimientos en relación con obras", precisó.

Sobre la afectación al tráfico y las consecuencias para la movilidad y la temporada alta de diciembre y enero, Andrade dijo que "estamos muy preocupados analizando alternativas. Aún no está establecido el día de cierre (total), sostuvo Andrade. Tenemos retenidos 19 mil millones de pesos, que sólo serán liberados cuando el contratista resuelva el problema".

Agregó que "si el problema de las lozas se sigue complicando, eventualmente podrían presentarse problemas de tránsito (y) deteriorarse la situación". Aclaró que "por ahora, no hay peligro para la integridad de los usuarios".