Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Condena a Mancuso deja en la mira a exfiscales, exdirectivos del DAS y políticos

Tras condenar a ocho años de prisión al exjefe paramilitar, Salvatore Mancuso, extraditado en los Estados Unidos, El Tribunal de Justicia y Paz compulso copias para que se investigue a toda una serie de políticos, exfiscales, ganaderos, empresarios y otros exfuncionarios de alto nivel por supuestos vínculos con los grupos paramilitares.

En el fallo el tribunal pidió investigar al exfiscal general de la nación entre 2001 y 2005, Luis Camilo Osorio, para que se investigue si existe alguna responsabilidad penal tras cuestionar que el exfuncionario designó y mantuvo como jefe de la Dirección de Fiscalía seccional de Cúcuta a Ana María Flórez, quien fue condenada a 12 años de prisión por favorecer a los paramilitares.

De igual forma, en la sentencia de 800 páginas se ordenó al Comando Conjunto de las Fuerzas Militares para que suministre una reporte acerca de las hojas de vida de quienes al parecer habrían sido colaboradores de los paramilitares para la época de los hechos denunciados por Mancuso y los demás miembros del Bloque Catatumbo que delinquieron con él.

La magistrada Alexandra Valencia encargada de leer la sentencia del Tribunal, hizo mención que Mancuso declaró que fue adoctrinado por el Ejército y la Policía Nacional e hizo parte de las redes de cooperantes y que tuvo carné del B-2 y tenía otras identificaciones que le indicaban de tener vinculo con esa institucionalidad.

Mancuso aseguró a la justicia: “Yo entraba a las brigadas sin que ni siquiera me requisaran cuando venía. Entraba como si entrara una comandante de un batallón, abrían la barra para dentro, de esa forma funcionó todo el fenómeno y esa fue la vinculación con las autodefensas”.

Asimismo el Tribunal ordenó investigar a todos los directivos del DAS durante los años de 199 al 2003, para establecer cuál fue el alcance de los vínculos denunciados por los ex paramilitares condenados en cabeza de Salvatore Mancuso.

En la decisión, se resalto también la declaración de Mancuso sobre el supuesto el apoyo de agentes del Das, a través del subdirector de ese organismo de inteligencia José Miguel Narváez y su supuesto papel por medio de las escuelas de Formación de paramilitares.

Adicionalmente, los magistrados pidieron que se investigue la oficina del Alto Comisionado para la paz y el Ministerio del Interior frente a la administración de proyectos Agro Industriales de Sierra Alta Córdoba, cuyo proyecto fue respaldado por el Gobierno de la época, que según los informes registró millonarias pérdidas.