El exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales. Foto: Colprensa.

Tras avalar el preacuerdo firmado con la Fiscalía General, el juzgado 31 de conocimiento de Bogotá condenó a cinco años y dos meses de prisión al exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales por su responsablidad y participación en el manejo de los 6,5 millones de dólares enviados por Odebrecht en el 2009 para garantizar la entrega del contrato de la Ruta del Sol II. En la diligencia judicial, la jueza determinó que García Morales reconoció su responsabilidad en los delitos de cohecho impropio e interés indebido en la celebración de contratos en el marco de este escándalo de corrupción. Igualmente, se comprometió a colaborar con las autoridades judiciales y a pagar una multa como reparación por sus actos ilegales. "Con aceptación de cargos desde las audiencias preliminares accediendo a la rebaja del 50% por la aceptación", precisó la jueza de conocimiento en la audiencia. "Tras la imposición de la sentencia, Gabriel García Morales deberá cumplir la sentencia en establecimiento carcelario, en razón al monto de la pena, la cual no sustituye la medida de aseguramiento en este proceso". El entonces Viceministro de Transporte -según la investigación- fue designado por Luiz Antonio Bueno, presidente de Odebrecht en Colombia, para direccionar la adjudicación del contrato de la Ruta del Sol II en el proceso licitatorio convocado por el Instituto Nacional de Concesiones (Inco). Fue el encargado de contactar a un grupo de empresarios y particulares para el ingreso de los 6,5 millones de dólares sin levantar dudas en las autoridades colombianas. Posteriormente, buscó a las personas encargadas del proceso licitatorio para modificar el pliego de condiciones y así favorecer las pretensiones de Odebrecht. En este sentido se advierte que el exviceministro movió sus influencias y aprovechó su conocimiento en licitaciones para que Odebrecht fuera el único consorcio que cumpliera con los requisitos exigidos. Sus asesorías fueron de vital ayuda para que la trasnacional resultara ganadora. En el fallo se fijó una inhabilidad para ejercer cargos públicos por 6 años, así como el pago al pago de 70 millones de pesos como multa por los daños causados con su conducta ilegal. García Morales firmó un principio de oportunidad con la Fiscalía General por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos. El exviceministro se comprometió a entregar información y ser testigo del ente acusador en las investigaciones y procesos penales que se adelantan por este escándalo de corrupción.