El juez del municipio de Sincé, Sucre, condenó a 20 años de cárcel al soldado regular Éver Enrique Romero Lucas, por el homicidio de 3 personas, quienes fueron presentados como muertos en combate. Las víctimas fueron identificadas como Jamilton Fuentes de Horta, mototaxista, Willis Antonio Monterroza, pescador, y el labriego Albeiro David Meza Romero, oriundos de Tolú, Sucre, y asesinados el 10 de junio de 2007. Los hechos se registraron en la vereda El Pital, del municipio de San Benito Abad de Sucre, cuando tropas de la Fuerza de Tarea Conjunta del Ejército adelantaban labores de inspección y reportaron la muerte de tres hombres dados de baja en combate. Al día siguiente los familiares de las víctimas señalaron que a los tres hombres los condujeron hasta esa vereda con falsas promesas de trabajo. Al sentenciado se le concedió una rebaja de 10 años en la condena inicial por allanarse a cargos y se ordenó su reclusión en una cárcel militar. Con esta ya son 12 las condenas por falsos positivos contra uniformados pertenecientes a la misma compañía militar. Del grupo de sentenciados hace parte el coronel Luis Fernado Borja Aristizábal, quién fuera comandante de la Unidad Militar.