La violencia y los hostigamientos del Clan Úsuga confinaron en los últimos días a unas 900 personas en Chocó, según informó la Defensoría del Pueblo. "La Defensoría del Pueblo confirma el confinamiento de 900 personas en la zona rural del municipio del Alto Baudó, en el Chocó, por la presencia de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también llamadas Clan Úsuga", dijo Jorge Enrique Calero, director regional de Alertas Tempranas del ente que vela por los derechos humanos en el país. Además del confinamiento, que restringe desde el martes el movimiento de las comunidades de la zona y el suministro de alimentos al lugar por la violencia que se registra en el río que le da acceso, 166 personas llegaron desplazadas del campo a la cabecera municipal, agregó. La población teme los enfrentamientos del Clan Úsuga, que se expandió desde el vecino municipio de Nuquí, sobre el Pacífico, con la guerrilla ELN (Ejército de Liberación Nacional, guervarista), presente en la zona, afirmó la Defensoría. La institución estatal detectó la llegada del grupo armado al Alto Baudó el 23 de febrero. Desde entonces, se registraron "intimidaciones y amenazas" contra la población local, dijo Calero. El Clan Úsuga surgió tras la desmovilización masiva de paramilitares de extrema derecha entre 2003 y 2006, en un proceso que les ofrecía a cambio beneficios jurídicos, pero que en algunos casos derivó en la creación de bandas criminales. Por AFP