Luego del atentado contra una estación de policía de Barranquilla, donde murieron al menos cuatro uniformados y 15 más resultaron heridos, fue anunciada la conformación de un grupo especial de investigación con agentes de inteligencia que viajaron a esa ciudad para dar con los responsables del ataque.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, indicó que iniciarán las investigaciones para dar con los responsables. "No descansaremos hasta dar con los responsables. Mi solidaridad con los familiares y las víctimas", sostuvo.

Desde Barranquilla el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga, quien cuenta con funciones presidenciales temporales, aseguró que trabajarán para capturar a los responsables de ese "hecho cobarde", a quienes les caerá "todo el peso de la ley".

Por su parte el vicepresidente Óscar Naranjo indicó que "todo el peso de la ley debe caer contra los criminales que buscan generar terror y miedo en la comunidad". Enfatizó en el rechazo a hechos como este.

El director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto, recalcó que la institución acompañará a las familias de los uniformados que fallecieron o resultaron heridos en el ataque terrorista contra la estación del barrio San José.

El mensaje de rechazo también fue enviado por el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, quién indicó que no se puede permitir que el terrorismo "nos haga retroceder en la historia", y que el país debe permanecer unido contra la "máquina asesina de los terroristas".

Por su parte el presidente del Congreso, Efraín Cepeda, sostuvo: "hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que se activen los mecanismos de protección a la vida, honra y bienes de los colombianos, y que se persiga con rigor a los autores de este acto sin precedentes en la historia de la ciudad", precisó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara Restrepo, repudió el atentado contra los policías en Barranquilla.
 
Señaló que "Colombia repudia el vil asesinato de seis policías presuntamente cometido por la organización terrorista del Clan del Golfo, mi solidaridad con las familias de los policías asesinados, y heridos y al mismo tiempo mi solidaridad con la institución y el pueblo barranquillero".
 
 Dijo que el país se encuentra en una delicada transición, "desarme de la organización Farc, trajo como colateral el disparo de los cultivos ilícitos y el narcotráfico".
 
Lara afirmó también que "no podemos repetir los errores de los años 80 y 90, disidencias, bacrim, grupos narcotraficantes no se pueden volver  convertir en una amenazas para la estabilidad de nuestro país".