A un debate de control político en la plenaria del Senado será citado el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, para que rinda cuentas al Congreso sobre el brote de aftosa que está afectando la ganadería.

La senadora María del Rosario Guerra aseguró que el Gobierno debe responder por este hecho que traería graves consecuencias para la economía colombiana.

“Frente al grave hecho de la aftosa en la ganadería colombiana citaré a debate de control político en la plenaria del Senado al ministro de Agricultura, al gerente del ICA y al director de la Dian para que respondan”, señaló.

“Esta aftosa y la gravedad de esa enfermedad pueden llevar a la ruina a la ganadería, se frenan las exportaciones y muchas reses van a tener que ser sacrificadas”, indicó la congresista.

El Gobierno nacional estima que la erradicación del brote de aftosa en el ganado podría tardar alrededor de cuatro meses.