Este martes comenzará en el Congreso de la República la discusión del proyecto de ley que formaliza la presencia de los delegados de las Farc en los debates de implementación de los acuerdos de La Habana.

Aunque ya se conoce que los integrantes de Voces de Paz recibirán un pago de parte del Gobierno por el trabajo legislativo que harán durante estos meses, esos recursos no saldrán del Congreso según anunció su presidente, Mauricio Lizcano.

"Este proyecto de ley no habla sobre salarios, no le vamos a pagar salarios a los miembros de Voces de Paz. Sí les vamos a facilitar algunos temas de tipo logístico para que puedan estar, como una oficina", señaló Lizcano.

"Seguramente algunos asesores, no como UTL, sino que contrataremos a través del Congreso unos asesores que los puedan acompañar, pero no como Unidades de Trabajo Legislativo como la tienen los congresistas", agregó.

Los delegados de las Farc también tendrán la posibilidad pedir la palabra cuantas veces sea necesario durante el estudio de las leyes de paz, sin que ello implique una declaratoria de sesión informal.

La reforma a la ley quinta, o reglamento del Congreso, es el segundo proyecto que se tramitará a través del mecanismo 'fast track' para la implementación de los acuerdos de paz.