En el Congreso de la República consideran como una buena noticia para el país el inicio de los diálogos de paz con el ELN el próximo 8 de febrero, pero aseguran que la liberación de Odín Sánchez debe darse lo antes posible. El presidente del Senado, Mauricio Lizcano, saludó que el Gobierno Nacional haya puesto este requisito antes del inicio de las conversaciones en Quito, Ecuador, ya que eso consolidará una paz completa en Colombia. “No se pueden iniciar diálogos públicos con el ELN el 8 de febrero hasta que Odín Sánchez sea liberado y todos los demás secuestrados”, señaló Lizcano. Y dijo: “Cumpliendo este requisito, nos parece que se consolida una paz completa porque necesitamos que esos territorios que dejen las Farc no los ocupe el ELN, sino que también haya un proceso de paz con ellos, con las mismas condiciones y requisitos, que no existan secuestrados y no utilicen esa práctica como herramienta política”. Si en los próximos días el excongresista del Partido de la U no ha sido liberado por el ELN, se frustrará nuevamente el inicio de los diálogos de paz.