La Cámara de Representantes negó las objeciones presidenciales sobre el proyecto de ley aprobado en el Congreso que rebaja el aporte de salud de los pensionados del 12% al 4% y queda en firme la norma que tendrá revisión constitucional.

El Congreso había aprobado esta ley hace dos meses. Sin embargo, la Presidencia la República no la quiso sancionar devolviéndola al Congreso para que resolviera las objeciones.

El Senado y la Cámara negaron esas objeciones con la mayoría de votos permitiendo que los pensionados del país puedan pagar menos en salud.

El representante David Barguil manifestó que es inaudito que el presidente Juan Manuel Santos le haya prometido a los pensionados en campaña que rebajaría el aporte de salud, "pero fue el mismo presidente Santos que negó sancionar la ley y la objetó".

"Fue una promesa de Juan Manuel Santos y es una más de las promesas incumplidas. Aquí estamos hablando de una población vulnerable, como así que las personas que tienen 34 o 35 años para el 4% en salud y personas de 70 o 75 años que solo dependen de su pensión paga el 12% aquí tenemos que hacer los esfuerzos económicos necesarios para darle ese equilibrio a los pensionados del país", afirmó el congresista conservador.

Por su parte, el Representante del Centro Democrático, Samuel Hoyos propuso que las altas pensiones como la de los magistrados de las Cortes y congresistas deben tener mayores descuentos para compensar lo que se le rebajará a los demás pensionados.

“A esas hay que grabarlas más y que ayuden a suplir lo que le estamos reduciendo a la base. La obligación de la Cámara es con los colombianos y pensionados y no con el Gobierno Nacional", puntualizó.

Todas las bancadas estuvieron de acuerdo en negar las objeciones presidenciales sobre este proyecto de ley que beneficia a los pensionados del país.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas justificó la objeción presidencial al proyecto de ley aprobado porque con esta rebaja de los aportes en salud de los pensionados podría acrecentarse el hueco fiscal.