Cargando contenido

Los excongresistas apelaron la decisión de primera instancia que los dejó sin investidura por el escándalo de sobornos de esa multinacional.

Odebrecht, ahora interesada en el metro de Bogotá.
El escándalo de Odebrecht salpicó a funcionarios de diferentes países.
AFP

La sala plena del Consejo de Estado definirá en los próximos días si mantiene el fallo de primera instancia que decretó la muerte política para los excongresistas Plinio Olano y Bernardo Miguel 'Ñoño' Elias, por el escándalo de sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht.

El estudio de fondo de este caso inició luego de que los excongresistas apelaran el fallo que decretó la pérdida de investidura por haber incurrido en los delitos de tráfico de influencias y estar implicados en la destinación indebida de recursos públicos o “haber violado el régimen de incompatibilidades”.

El consejero Cesar Palomino Cortes es el magistrado encargado de estudiar el caso. El fallo de primera instancia de ese tribunal señala que de parte de Olano había existido un interés “dirigido a gestionar para la multinacional Odebrecht, diversos procesos contractuales y prebendas, no solo frente a entidades públicas sino ante el propio Congreso, a partir de su notable desempeño en la Comisión Sexta”.

Le puede interesar: Arranca juicio contra Plinio Olano por el caso Odebrecht

Cabe mencionar que el Ñoño Elias fue condenado a pagar una sentencia de seis años de prisión tras haber sido hallado responsable de los delitos de cohecho y tráfico de influencias. Actualmente se adelanta un juicio en su contra ante la Corte Suprema de Justicia por otros delitos relacionados al mismo escándalo.

Olano también enfrenta un juicio penal en la Corte Suprema en el que su defensa solicitó el testimonio del expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade y los expresidentes de la firma brasileña Luis Bueno y Eleuberto Martorelli.

La defensa del excongresista espera que las declaraciones de Andrade y los exdirectivos de Odebrecht, desvirtúen lo que ha dicho el empresario Federico Gaviria, relacionado con la situación de que Olano habría realizado gestiones a favor de Odebrecht en su condición de congresista y que por ello habría recibido 500 millones de pesos.

Al parecer las afirmaciones de Gaviria van tomando menos credibilidad. Incluso en meses pasados el fiscal Ad Hoc, Leonardo Espinosa, decidió tumbarle un principio de oportunidad por ese mismo escándalo de Odebrecht.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido