Imagen archivo particular

El alto tribunal acogería los argumentos presentados por la Procuraduría y la defensa de las congresistas al no tener ninguna unión marital de hecho. El Consejo de Estado está analizando los argumentos que fueron presentados por la defensa de las congresistas Claudia López y Angélica Lozano y también de la Procuraduría, que señalarían que no existe ninguna razón para decretar la pérdida de investidura por tener una relación sentimental. Lo que trascendió es que en la ponencia que está a cargo del presidente del alto tribunal, el magistrado Luis Rafael Vergara, argumentaría que el material probatorio presentado por el demandante Iván Velásquez no es suficiente y por el contrario se mantendría la tesis que al no existir una unión de hecho de las congresistas no cabría ninguna inhabilidad. En ese sentido la Procuraduría expuso ante el Consejo de Estado varias pruebas que advierten que si bien las congresistas abiertamente han expresado tener una relación sentimental, nada conduce a señalar que vivan juntas o que por su "noviazgo", indique un beneficio patrimonial mutuo. La senadora Claudia López criticó los argumentos de la demanda presentada por el abogado Iván Velásquez, y dijo que las presuntas pruebas en su contra se basaron en chismes y especulaciones que no pueden ser tenidas en cuenta por el Consejo de Estado. “No hay en este expediente una sola prueba que demuestre que infringí alguna norma, que tengo una inhabilidad, que estoy casada o que tengo una unión marital de hecho con nadie; lo único que hay son los recortes de prensa que no son medio probatorio y unos chismes que mucho menos lo son”, aseguró la senadora López. Entre tato la representante a la Cámara Angélica Lozano, dijo que en este caso no han tenido nada que ocultarle al país frente a su condición sexual, pero sí aseguró que no hay nada condenable con que ellas tengan un relación informal (noviazgo) así estén trabajando en el Congreso de la República. “Nosotros no buscamos un privilegio, tampoco ninguna ventaja por ser parejas del mismo sexo, pero tampoco aceptamos esta disminución de ciudadanía y lo que se pretende con esta demanda es que el Consejo de Estado revolucione la jurisprudencia mundialmente, porque pretende igualar la relación sentimental de noviazgo con los mismos deberes y derechos que un matrimonio o una unión marital de hecho”, agregó la congresista. El Consejo de Estado tendrá en sus manos para la próxima sesión de Sala si acoge estos argumentos en pro y en contra de la investidura de las congresistas para tomar una decisión de fondo de decretar la muerte política de las mismas.