Cargando contenido

Según el fallo del Consejo de Estado, la aspersión aérea con glifosato en el Sistema de Parques Nacionales Naturales comporta un riesgo potencial al medio ambiente.

"Estas prácticas conlleva a la pérdida de la cobertura vegetal natural que entra en contacto con el químico, lo que implica la pérdida de la fauna que desarrolla su ciclo vital en dichas zona", señala el documento.


La Sección Primera, con ponencia del magistrado Guillermo Vargas Ayala, tomó esta determinación con base a los estudios realizados por el Instituto Colombiano Agropecuario que advirtió que el glifosato aplicado sobre cualquier tipo de material vegetal causa su efecto herbicida, es decir, que no solo afecta el cultivo ilícito, sino también las plantas y demás especies vegetales con las que haga contacto.

En los argumentos estudiados por la Corporación se estimó que aunque la utilización del herbicida busca eliminar los cultivos ilícitos, la forma de hacerlo no es la más indicada debido a que es nociva para los intereses generales y el medio ambiente.


De igual forma, en la decisión le hace un llamado al Estado para que se tomen las medidas necesarias para asegurar la existencia del entorno necesario para la vida de los seres humanos.


La norma anulada por el Consejo de Estado es el segundo parágrafo del artículo 1 de la Resolución 13 del 2003, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes.